Programa 593 – Cómo padeció la comunidad científica argentina el golpe de Estado de hace 40 años.

marzo 24th, 2016

We inform the visitors of this web page that you may access today´s Radio Broadcast in English language, immediately following the complete original text in Spanish. With our thanks and regards. Please click “MÁS” to see full program, photographs and audio.

Para lectores en español hacer clic en “MÁS”, debajo del presente resumen, para tener versión completa del programa y fotos.

Resumen del programa: Un 24 de marzo de hace 40 años la Argentina entró en una hora terrible de su historia que excedió los campos de la ciencia y de la tecnología locales. La Dra. Sara Rietti dijo esto porque las consecuencias del terror de Estado cubrieron las manifestaciones de la creatividad y de la cultura en general. Rietti insistió en que no se puede hacer ciencia donde el miedo extremo domina la escena social. En rigor de verdad, el golpe de Estado de 1976 fue, para la ciencia local, la triste continuación –aunque mucho más violenta- de la Noche de los bastones largos, en 1966, cuando otro régimen militar puso fin a un tiempo de esplendor con epicentro en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. Rietti puntualizó que el 24 de marzo que hoy recordamos tuvo para la ciencia y la tecnología argentinas connotaciones espantosas. Fue así porque la represión, tortura y desaparición –al igual que en otros estamentos de la sociedad- también cubrió de muerte y dolor a mucha de su gente, tanto en organismos oficiales como en universidades. La Dra. Rietti nos confió que tras el retorno de la democracia, en 1983, tardó mucho en volver a hablar porque –afirmó- “la democracia no se instala por decreto”. Y añadió que eso fue así porque “quedaban heridas muy fuertes, terrores inconscientes”. Hoy, afortunadamente, la realidad es otra. Los derechos humanos son Política de Estado e importante el apoyo a la ciencia. Es otro país, como debe ser.

Microprograma a cargo de Luis María Barassi

cuarenta años 3 Rietti Sara 2015 Klimovsky Gregorio 2013

 

…………………………….LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA…………………………

Madre entonces y abuela más tarde recordamos el período iniciado en la Argentina tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976..”El 24 de marzo es mucho más que el ataque a la ciencia y a la tecnología. El 24 de marzo significa entrar en un momento terrible de nuestra historia”.. Nos dijo la doctora Sara Rietti, primera química nuclear de la Argentina, ex investigadora y docente, y ex – integrante de la “Red argentina de género, ciencia y tecnología”.. (ráfaga)..A 40 años de aquella bisagra sangrienta, añadió lo siguiente..”Asi que, ¿qué significó el 24 de marzo para la ciencia y la tecnología? Lo mismo que significó para todas las manifestaciones de la cultura y donde hay que pensar en serio y libremente”.. Y esto es así, por lo siguiente..”Uno puede discutir si ciencia, y ciencia más compleja o menos compleja. Pero lo que es seguro que no se hace ciencia ni ninguna manifestación intelectual donde hay terror”.. El exilio fue el destino de muchos. Casada con Víctor, la doctora Rietti añadió..”Nosotros fuimos bastante afectados porque finalmente nuestros hijos se fueron del país. Ahora están todos de vuelta acá. Pero tenemos amigos, conocidos. Científicos, no científicos, literatos, desaparecidos, muertos”.. Sin duda, esto marca la magnitud de la tragedia argentina de aquellos años. Para la ciencia local fue la triste continuación –pero mucho más violenta- de una jornada conocida como la Noche de los bastones largos, en 1966, que puso fin a un tiempo de esplendor vivido por la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA..”Se hicieron investigaciones notables. Es curioso ver cómo en este país se deshicieron algunas cosas rápidamente. Los programas de investigación eran fantásticos hasta que vino la Revolución de Onganía”.. reflexionó hace unos años, el prestigioso matemático y epistemólogo, Gregorio Klimovsky..(ráfaga)..Fue un periodo de esplendor con base en el estudio..”Estudio de qué técnicas necesitamos y cómo obtenerlas. Tiene especial importancia para la resolución de problemas nacionales”.. De esta manera, interpretó Rietti..”La ciencia se ponía a la cabeza del pensamiento político, cuestionando”.. Pero a sabiendas de lo siguiente..”La política científica tiene que corresponder a un proyecto de país”.. Esto ¿qué significa?..”Un proyecto de producción con valor agregado y de conservar a nuestra gente, y hacer una ciencia que sirva para nuestra producción, para nuestro desarrollo social”.. Con otros intereses, se entiende lo sucedido en 1966..”Poco tiempo antes de la Noche de los bastones largos yo tuve la confirmación de que no éramos bien vistos. Una persona que no voy a mencionar, y presidente de una de las grandes Sociedades tradicionales del país, dijo que eso que se estaba haciendo en Ciencias Exactas no iba por buen camino”.. Y se quebró entonces el gozo por el conocimiento..”Como nuestra Facultad era en Perú 222 y la de Filosofía en Viamonte y Florida, había como una columna vertebral entre Exactas y Filosofía. Y bueno, aprendíamos de los historiadores, de los filósofos. Y ellos aprendían de nuestros matemáticos, con Klimovsky, Bunge, Sadosky”.. El contraste lo define la siguiente orden, si se quiere surrealista, ya caída la democracia..”No quiero ver un estudiante en este campo. Que era el campus de la Ciudad Universitaria. Bueno. Es lo que ellos querían. Una Universidad sin estudiantes, sin profesores. Limpia, prolija. Digamos, un campo de concentración o de desaparecidos”.. Y lamentó la Dra. Rietti..”En ciencia y tecnología, el 24 de marzo tiene algunas connotaciones espantosas, como la desaparición y la represión de mucha gente”.. Rietti recordó a un investigador de la CNEA, con quien trabajó, Antonio Misetich..”Es uno de los desaparecidos, no? Y otra gente que fue castigada, torturada y desaparecida. Gente del INTI”.. Instituto donde Rietti también investigó, y donde hubo desaparecidos y muertos, como en todas las universidades..(ráfaga)..Pero el retorno a la democracia, en 1983, no implicó un cambio mágico..”Los que nos salvamos, sobrevivimos, nos dio mucho trabajo –se me pone la piel de gallina- volver a pensar en serio, libremente. Podíamos pensar íntimamente. Pero yo lo digo, yo tardé mucho en volver a hablar, porque la democracia no se instala por decreto”.. Así las cosas..”No es porque me digan que hay democracia que yo voy a hablar. Es decir, quedan heridas muy fuertes, terrores inconscientes”.. Hoy la realidad es muy diferente. Los derechos humanos es política de Estado y grande el respaldo a la ciencia. Sin embargo..”Es sorprendente todo lo que nos falta conocer sobre esa etapa tan dolorosa y tan cercana”.. Por eso investiga el doctor Mario Ranalletti. Aún hoy, a 40 años de su inicio..”Y bueno, no está mal seguir recordando”.. También en nuestro espacio, y para que ese tiempo no vuelva nunca más.

…………………..……..LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA…………………………..

———————————————————————————————————————

593

“How the 1976 coup affected the Argentina scientific community”

cuarenta años 3

English version´s voice: Fernando Farías

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

…………………………….ARGENTINE SCIENCE UNDER THE SPOTLIGHT………………………….

Mother then, and Grandmother later. With her we remember the period that began in Argentina after the Coup D’ Etat of March 24 1976. That’s a tragic moment of our history says Doctor Sara Rietti, the first nuclear chemist of Argentina, a former researcher and teacher, present advisor of the UBA rector’s office and also a former member of the Argentine Gender, Science and Technology Network.

40 years after that bloody turning point, she spoke about the impact on science and technology.

There can be discussions about the type of Science one wants to have, more complex, less complex, but what is certain is that there can be no science where there is terror.

Many scientists took the road of exile. “Our children left the country, but they are back now…but we have friends, scientists and non-scientists, who disappeared, who were killed”.

No doubts about it, this shows the magnitude of the Argentine tragedy of those years, for local science, it was the continuation -in a much more violent form- of a dark night for Argentine Science known as the Night of Long Batons, that put an end to the golden era at the UBA.

Before that notable research projects were carried out at the University. It is curious to see how many things in this country were so easily wiped out. Research was fantastic until the Onganía Coup came” Epistemologist Gregorio Klimovski asserted…it was a period of splendour based in research.

Back to Rietti: Science was spearheading political thought, putting it into question…what does this mean? an added value project that aims at keeping people within the borders, making science that boosts our production, our development”:

Some time before the 1966 clampdown, Rietti says, I was told we weren’t well seen, someone I will not name, chairman of an important lobby had told me that what we were doing at the Exact Sciences School didn’t have a bright future ahead.

Those were the times when the School of Exact Sciences and and Philosophy were only blocks away, and there was a lot of interaction between both, with Scientists learning from Historians and Philosophers, and they learnt with our mathematicians: Klimovsky, Bunge, Sadosky…

Quite the opposite happened when the Military took over….Dr. Rietti quotes an official who told her: “I don’t want to see students on this field, the University of Buenos Aires campus…that’s what they wanted a University with no students, no teachers, clean, neat, flawless…they wanted a concentration camp”.

In science and technology, March 24 has some dreadful meanings, like the abduction and disappearance of loads of people…Rietti recalled one of his colleagues, Antonio Misetich, one of the desaparecidos, and there were other people, tortured and disappeared, people from INTI. An institute in which she also worked.

The restoration of democracy, though, did not mean a magical change. Those of us who survived, found it very hard -I get goosebumps when I think about it- to start thinking freely again, democracy is not established by decree.  Wounds remain open, fear remains, even with a democracy installed.

Reality is pretty different today. Human Rights are a State Policy and Science is supported.

Nevertheless, what we still have a great deal to learn about that painful period, that is still so close”

That’s why Doctor Mario Ranalletti is still conducting research. Even today, 40 years later is not a bad thing to keep on remembering, also in this program, so that never comes back.

……………………….ARGENTINE SCIENCE UNDER THE SPOTLIGHT……………………

 

——————————————————————————————————————–

For accessing translator Fernando Farías complete professional profile, click ENTREVISTADOS (INTERVIEWEES) and write down her full name in the corresponding section.

——————————————————————————————————————–

 

 

 

Entry Filed under: Programas

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed