Ferrer, Aldo – Invitado del mes: Junio 2015

junio 1st, 2015

…………….……….EL POTENCIAL DE LAS PYMES INNOVADORAS………………….

Las pymes innovadoras contribuyen a la integración de las cadenas de valor, se proyectan al mercado interno y acceden, como exportadoras, al mercado mundial.

Las tendencias de la diversificación de la demanda de manufacturas y el rápido crecimiento de los productos diferenciados adaptados a la demanda de los diversos clientes y mercados, favorece la proyección de las firmas al escenario internacional. Es, sin duda, un paso fundamental hacia la madurez de la industria y el pleno desarrollo de la economía argentina.

Cuando las firmas están radicadas fuera del perímetro de los grandes centros urbanos, contribuyen a la integración del espacio territorial y a un desarrollo económico de escala federal.

A su vez, las empresas proveedoras de equipos, instalaciones y otros elementos, destinados a la producción agropecuaria, contribuyen a la integración de los dos sectores fundamentales de la economía argentina.

Un rasgo característico de la pyme innovadora es su capacidad de incorporar avances tecnológicos e innovar.

El proceso ha sido facilitado por el avance de las llamadas tecnologías genéricas, que incluyen las de la información, las robóticas y de automatización, analíticas y de sensores, la biotecnología y la nanotecnología.

Estos avances permiten a empresas de diversa escala operar con regímenes organizativos de punta y con equipos flexibles capaces de producir, eficientemente, en series reducidas y reprogramarse para nuevas funciones.

Las economías de escala han dejado de ser un imperativo en muchas actividades de la metalurgia y otras ramas industriales. Al mismo tiempo, la orientación de la demanda hacia productos diferenciados multiplica las oportunidades del ingenio aplicado al proceso industrial.

Un rasgo fundamental de las pymes innovadoras es la fortaleza de las relaciones entre sus actores: dueños, gerentes, cuadros técnicos, operarios. Esta calidad de las relaciones humanas es una ventaja relativa de las empresas, cuyo tamaño, permite un nivel de vínculos entre todos los estamentos de la firma, más difícil de alcanzar en la megaempresa.

El convencimiento de que la empresa es un proyecto compartido e integrador, del cual todos son protagonistas y beneficiarios, contribuye decisivamente a la eficiencia de la firma. Ese hecho influye en tres cuestiones principales.

Primero, la convergencia de intereses entre las empresas y los trabajadores, en la creación de empleo y mejoras del nivel de vida, asociados a la rentabilidad y el crecimiento de las firmas, contribuye a disminuir la conflictividad laboral.

Segundo, la productividad de los factores descansa, en gran medida, en la motivación del personal.

Tercero, la capacitación permanente del personal a través de la relación humana y la difusión del conocimiento en las responsabilidades compartidas.

Respecto del comportamiento financiero, prevalece la movilización de los recursos propios, la reinversión de utilidades y la búsqueda del beneficio en una perspectiva de inversión y crecimiento de largo plazo.

En tal sentido, el comportamiento de las pymes es muy distinto del prevaleciente en muchas grandes empresas y corporaciones transnacionales.

En efecto: dado el actual escenario de la financiarización dentro del orden mundial contemporáneo, prevalece, en las grandes corporaciones, la búsqueda del beneficio de corto plazo. Frecuentemente, las operaciones de compras y fusiones de empresas están asociadas a procesos especulativos antes que a objetivos de crecimiento y cambio tecnológico.

Numerosas pymes innovadoras forman parte de cadenas de valor articuladas en torno de grandes empresas, como las autopartistas dentro de la industria automotriz. Estos procesos de tercerización enriquecen el tejido industrial, mejoran su eficiencia y facilitan la circulación de tecnología dentro de las mejores prácticas internacionales.

Cuando las firmas alcanzan una escala y nivel tecnológico suficientes, pueden evitar y contar con otras demandas en los mercados interno e internacional.

Por último, en un escenario tan inestable como fue el de la economía argentina bajo el predominio de las políticas neoliberales, se destaca la capacidad de las pymes innovadoras de resistir los tiempos adversos, pero –también- de responder rápidamente con crecimiento cuando el encuadre económico del país lo permite.

Es así que, ante un estímulo adecuado, es fácil encontrar en estas empresas rápidas respuestas de expansión.

Dr. Aldo Ferrer – Invitado del mes: Junio 2015

“El potencial de las pymes innovadoras”

———————————————————

Entry Filed under: Columnistas

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed