PÉREZ-PRADO Antonio – Personaje del mes: octubre 2010

octubre 1st, 2010

Médico, escritor, divulgador científico, gallego.

Multifacético, de interesas variados, nos acercamos hoy a la persona del Doctor Antonio Pérez Prado en su calidad de divulgador científico. Lo hacemos a poco más de un año de su muerte. El objetivo, es que tenga algo más de difusión su calidad de ser humano valioso, no sólo para quienes lo conocimos y supimos apreciar su fino humor, sensibilidad y sabiduría en variedad de campos, sino para quienes se acerquen por primera vez a su rica y generosa existencia.

Una respuesta to “DOLOR POR LA PÉRDIDA DE ANTONIO PÉREZ-PRADO”

  1. Shihan Fe Blanca Fahim Perez-Prado Dice:
    noviembre 19th, 2010 at 21:16

    Tambien fue mi abuelo y un hombre amable y chistoso.
    Te extrano mucho abuelo ‘loco’, que descanes, y feliz cumple.

    Su nieta, Shihan

    Leer el saludo póstumo de su nieta, me remite a las veces en que Pérez Prado me contaba del crecimiento de ese ser a quien quería tanto.

———————–

Breve biografía

Hijo de inmigrantes gallegos de Lugo, Pérez-Prado nació el 19 de noviembre de 1926, en Buenos Aires, y falleció el 7 de septiembre de 2009, a los 83 años, en la misma ciudad. A lo largo de su vida fue un acérrimo defensor de las principales señas de identidad de Galicia.

Su rica trayectoria marca que escribió numerosos artículos en la prensa argentina, y como profesional de la salud fue autor de varios tratados de divulgación científica. Sin embargo, su obra más significativa la hizo en 1973, cuando escribió Los Gallegos y Buenos Aires, un libro de referencia obligada para el estudio de la emigración gallega en la Argentina y que, en 2007, fue reeditado por la Editorial Corregidor.

Fue además el guionista del documental Castelao (Biografía de un ilustre gallego), filme realizado en 1980 por el director argentino Jorge Prelorán, uno de los mayores documentalistas de América Latina.

Pérez-Prado vivió en 1950 en los Estados Unidos. A su regreso, y merced a sus conocimientos del idioma inglés, se empleó como traductor en el Instituto de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, tarea que compatibilizó con sus estudios de Medicina.

Sin ser partícipe activo de ninguna organización gallega, Pérez-Prado empezó a frecuentar a dirigentes como Xosé Neira Vilas, para luego sumarse a lo que se conoce como “galleguismo porteño alternativo”, en donde trató a exiliados e intelectuales de izquierda como el reconocido y multifacético artista Luis Seoane.

Frecuentó también a personajes del prestigio de Eduardo Blanco-Amor, Xosé Núñez Búa e Isaac Díaz Pardo, participando de manera muy activa en la creación de la Asociación Argentina de Hijos de Gallegos, entidad conformada por hijos de inmigrantes gallegos que compartían inquietudes nacionalistas.

En la década del 60 perfeccionó sus conocimientos médicos en Sheffield y Ámsterdam, desde donde siguió vinculado a las actividades culturales del galleguismo porteño.

Se destacó como médico humanista y divulgador científico, lo que lo llevó a colaborar con R.A.E. (Radiodifusión Argentina al Exterior) durante 12 años -con un total de 604 microprogramas, que llevaron como título Argentina Científica-, y a conocer a intelectuales como Julio Cortázar y Jorge Luis Borges.

—————————————————————–

Pérez-Prado,periodista científico en nuestra página web

La calidad de la pluma y de los conocimientos del querido e inolvidable doctor Antonio Pérez-Prado (título profesional que siempre me disuadió de usar cuando me dirigía a él) hizo que convocara la vida de notables figuras científicas a quienes Pérez-Prado conoció y sobre quienes escribió.

Es por esto que invito con fervor, a quienes lean éstas líneas, a buscar en la presente página web las referencias de los nombres que cito a continuación, recordados en la categoría PERSONAJES del MES.

Dr. Andrés STOPPANI, septiembre 2007

Desiderio PAPP, mayo 2008

Dr. Luis SANTALÓ, octubre 2008

——————————————————————

Federación de Asociaciones Gallegas

Página oficial de la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina, sito en la calle Chacabuco 955 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.

DOLOR POR LA PÉRDIDA DE ANTONIO PÉREZ-PRADO

Por Federación de Sociedades Gallegas | septiembre 9, 2009

Profundo pesar causó en las autoridades de la Federación de Sociedades Gallegas, el deceso del reconocido médico y escritor galleguista Antonio Pérez-Prado, quién hace pocos días había compartido el tradicional acto por el Día de Galicia en el Teatro Bambalinas de nuestra institución.

Hijo de emigrantes gallegos de Lugo, Pérez-Prado nació el 19 de noviembre de 1926 en Buenos Aires y falleció el pasado lunes 7 de septiembre, a los 83 años en la misma ciudad. A lo largo de su vida fue un acérrimo defensor de las principales señas de identidad de Galicia, que comenzó a conocer desde muy pequeño, gracias a su madre y a una empleada doméstica igualmente gallega, quienes le enseñaron cuentos y cantos típicos, y también al hecho de haber pasado en 1929 mas de medio año en Galicia.

Su rica trayectoria marca que escribió numerosos artículos en la prensa argentina y como profesional de la salud fue autor de varios tratados de divulgación científica. Sin embargo, su obra más significativa la hizo en 1973, cuando escribió Los gallegos y Buenos Aires, un libro de referencia obligada para el estudio de la emigración gallega en la Argentina, y que en 2007 fue reeditado por la Editorial Corregidor.

Fue además el guionista del documental Castelao (Biografía de un ilustre gallego), film realizado en 1980 por el director argentino Jorge Prelorán, uno de los mayores documentalistas de América Latina.

Pérez-Prado vivió también en carne propia la experiencia de la emigración, pues en 1950 pasó una temporada en los Estados Unidos. A su regreso, y merced a sus conocimientos del idioma inglés, se empleó como traductor en el Instituto de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, tarea que compatibilizó con sus estudios de Medicina.

Sin ser partícipe activo de ninguna organización galleguista, Pérez Prado empezó a frecuentar a dirigentes como Xosé Neira Vilas, para luego sumarse a lo que se conoce como “galleguismo porteño alternativo”, en donde trató a exiliados e intelectuales de izquierda como el reconocido y multifacético artista Luis Seoane.

Frecuentó también a personajes del prestigio de Eduardo Blanco-Amor, Xosé Núñez Búa e Isaac Díaz Pardo, participando de manera muy activa en la creación de la Asociación Argentina de Hijos de Gallegos, entidad conformada por hijos de inmigrantes gallegos que compartían inquietudes nacionalistas.

En la década del 60 perfeccionó sus conocimientos médicos en Sheffield y Ámsterdam, desde donde siguió vinculado a las actividades culturales del galleguismo porteño. Se destacó como médico humanista y divulgador científico, lo que lo llevó a colaborar con Radio Nacional Argentina y a conocer a intelectuales como Julio Cortázar y Jorge Luis Borges.

Sus restos descansan en el cementerio del barrio porteño de Chacarita.

——————————————————–

Antonio Pérez Prado murió en el Centro Gallego de Buenos Aires por una neumonía

El pasado lunes 7 de septiembre fallecía en Buenos Aires Antonio Pérez-Prado, médico y escritor descendiente de emigrantes gallegos en la ciudad porteña, conocido por su nacionalismo visceral. Pérez-Prado murió en el Centro Gallego por una neumonía, contraída tras padecer la gripe A. Su muerte provocó una gran consternación en la colectividad.El pasado lunes 7 de septiembre fallecía en Buenos Aires Antonio Pérez-Prado, médico y escritor descendiente de emigrantes gallegos en la ciudad porteña, conocido por su nacionalismo visceral. Pérez-Prado murió en el Centro Gallego por una neumonía, contraída tras padecer la gripe A. Su muerte provocó una gran consternación en la colectividad.
Sin estar sujeto a ninguna disciplina partidaria, su postura con respecto a la colectividad gallega de Buenos Aires no podía ser más pesimista, ya que consideraba al Centro Gallego como un instrumento de “desgaleguización”, y es que, según aseguraba en una de sus últimas visitas a Galicia, en febrero de 2000, el poder estaba en manos de la burguesía inmigrante que sentía vergüenza de su origen y renegaba de las principales señas de identidad de Galicia.

Antonio Pérez-Prado
Hijo de emigrantes gallegos en Buenos Aires, ciudad en la que nació el 19 de noviembre de 1926, sus padres, originarios de Lugo, constituyeron un hogar que no encajaba plenamente en todos los estereotipos. Eran emigrantes concienciados que habían mantenido contacto con el anarquismo argentino y pertenecían al Centro Gallego aunque sentían autoodio hacia su idioma. Tanto es así, que Pérez-Prado llegó a reconocer que conoció el gallego a través de los cuentos y cantos de su madre, así como de una sirvienta. Fue a través de diversas vivencias durante su infancia y adolescencia cuando afloró su sentimiento gallego.
El padre de López-Prado llegó a Argentina con 15 años y comenzó trabajando en una lechería y en un almacén. En 1920, tras ahorrar unos pesos, regresa a Galicia por un tiempo. A su regreso pone un despacho de alimentos y vive en el barrio de Constitución. Allí conoce a Fe Prado, que trabaja en una empresa de fabricación de cigarrillos. No tardan mucho en casarse y en que nazca Antonio.
En 1950, Pérez-Prado emigró durante unos meses a Estados Unidos y a su regreso a Buenos Aires consiguió, gracias a sus conocimientos de inglés, un empleo como traductor en el Instituto de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, algo que compatibilizó con sus estudios de Medicina.
Ese mismo año, a pesar de no participar activamente en organizaciones y grupos galleguistas, empezó a frecuentar a algunos de los impulsores de ‘Mocedades Galeguistas’ como era el caso de Xosé Neira Vilas. Tras la desaparición de este grupo, Pérez-Prado ingresó en lo que se puede denominar galleguismo porteño alternativo, compuesto por exiliados intelectuales y de izquierda como el pintor Luis Seoane, cuyo magisterio fue muy importante para Pérez-Prado.
Asimismo, en 1956, entró en contacto con la Asociación Gallega de Universitarios, Escritores y Artistas (AGUEA), alrededor de la que se movían personajes del prestigio de Blanco Amor o Xosé Núñez Búa y donde asistió a cursos de gallego convirtiéndose así en uno de los pocos galaico-argentinos de segunda generación capaz de expresarse en gallego con fluidez y corrección.
Además, intervino de forma activa en la constitución en 1959 de la Asociación Argentina de Hijos de Gallegos, compuesta por hijos de inmigrantes gallegos que compartían inquietudes nacionalistas y vagamente inconformistas, donde llegó a ocupar el cargo de presidente y fue el responsable del boletín ‘Alén Mar’, editado hasta 1963, y a través del cual estableció contacto con los círculos culturales que giraban en Vigo alrededor de la Editorial Galaxia.
Entre 1964 y 1968 disfrutó de diversas becas de estudio para perfeccionar sus conocimientos médicos en Gran Bretaña y en Amsterdam donde residió vinculado a las actividades culturales del galleguismo porteño de segunda generación y comenzó a destacar en las facetas de médico humanista y divulgador científico, lo que le llevó a colaborar con la Radio Nacional argentina, y con la emisora internacional en ondas cortas RAE (Radiodifusión Argentina al Exterior) y a conocer a intelectuales de la talla de Julio Cortázar, Sartre o Jorge Luis Borges.
Dentro de sus obras cabe destacar la publicación en 1973 del libro ‘Los gallegos en Buenos Aires’, un ensayo considerado un hito en el estudio de la colectividad gallega de Buenos Aires, y de Argentina en general, en el que se defiende el buen nombre de Galicia y de los gallegos. Este volumen fue reeditado en 2007 con un prólogo del historiador Xosé Núñez Seijas. / Rebeca Caride, Vigo.

Esta entrada foi publicada en Galeguidade.net e etiquetada , . Garda a ligazón permanente.

—————————————

Referencia autobiográfica

Separata publicada en el libro Gallegos II, el 22 de julio de 2009, por María González Rouco

TESTIMONIO de hijos de gallegos en la Argentina

El médico y escritor Antonio Pérez-Prado expresó: “Yo también soy gallego, nacido en Buenos Aires –en Monserrat- porque Galicia es una nación histórica (las otras dos son Euzkadi y Cataluña, que también tienen idioma propio y son mucho más antiguas que la España consolidada en un Estado)” (5)

Afirma: “todos me dicen gallego. No sé si tengo las virtudes, pero los defectos los tengo todos. Soy sentimentalón, imaginativo, me gustan mucho las chicas. (…) El barrio estaba lleno de italianos, y como mi madre me había dicho que un gallego valía por cinco italianos, yo nunca me peleaba con uno solo: buscaba cuatro o cinco, y el resultado era que terminaba mormoso. (…) Emigré en el ´50, cuando nadie se iba de acá. Dije: “Ahora me toca a mí lo que les tocó a mis padres”. Allá fui cronista de boxeo; cuando vino la Guerra de Corea me alisté, porque hacías 14 semanas de entrenamiento, comías como loco y al final te declarabas objetor de conciencia. Hice eso, comí como una chinche preñada y después chau. Fui obrero, y cuando había que parar para comer, yo me compraba un pancho y leía a Shakespeare. (…) Ahora soy médico jubilado, y pobre. Estuve en hospitales, y en el Centro Gallego. Nunca hice actividad privada. Yo, si he tenido una impronta…ha sido la de mi madre. Si mi galleguidad tiene un sello, ha sido el de ella. Puedo cantar horas de canciones gallegas. Todas me las cantaba mi mamá, y contaban la misma historia. Que el cura embarazaba a la criada y nacían los niños con cara de cura”. (6)

——————————————

Adiós a un maestro:Dr. Antonio Pérez Prado

Un maestro se ha ido.

A través de nuestra página de Internet y por medio de un mensaje electrónico dirigido a todos nuestros socios, informamos el fallecimiento el día 7 septiembre del Dr. Antonio Pérez Prado.

La mala noticia nos inundó de tristeza, porque Antonio deja un hueco de los que nadie va a llenar.

Era un ser humano entrañable y esencial. Como pocos.

Tuvimos la suerte de que eligiera ser médico y fue venturoso que decidiera, por una conjunción de coincidencias y oportunidades, dedicarse a la inmunohematología.

Fue, en Europa, compañero de formación de C. P. Engelfriet, por todos conocido como coautor del libro del profesor Mollison.

Fue también discípulo de un grande de la ciencia: Ivor Dunsford.

Y como relaté brevemente en la primera información que dimos sobre su fallecimiento, fue hemoterapeuta, socio fundador y director de publicaciones de la AAHI –Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología-, exquisito editorialista de nuestra revista, periodista, cinéfilo, escritor, entre tantas de sus habilidades, talentos y obsesiones.

Ya jubilado, colaboraba en la AAHI con sus brillantes editoriales, y en esos momentos tuve la fortuna de haber compartido con él, y gracias a sus enseñanzas, el concepto del término Latinoamérica como un nombre inventado por la invasión francesa a México, y cargado de subjetividades descalificadoras.

Esto sucedía en 1997, cuando llevó -al núcleo fundador del Grupo Cooperativo de Medicina Transfusional, luego de una reunión grata y prolífica en términos culturales de la que participaron unos veinte especialistas de Iberoamérica y España- a cambiar el nombre del Grupo Cooperativo Latinoamericano de Medicina Transfusional por el de Grupo Cooperativo Iberoamericano de Medicina Transfusional.

Ojalá no se pierda la defensa de la lengua, ojalá insistamos en el uso de la informáticamente “ñ” y peleemos por conservar el subjuntivo, decía Antonio en algunas de nuestras conversaciones.

Sus libros sobre gallegos son una delicia y fueron su orgullo y el de toda la galleguidad.

En sus últimos años fue fundamentalmente el honorable gallego, un “galleguista porteño alternativo”, como lo llaman en la publicación Galicia en el Mundo, cuya primera página del 18 de septiembre último, la dedican a homenajear a quien esa tierra de España, que nos llega a muchos argentinos con inmensa ternura y mucha melancolía, le entregó el diploma El pedrón de honra, distinción que se brinda a muy selectas personalidades.

Ana Emilia del Pozo


Presidenta de la AAHI

(Publicado en el Boletín de la AAHI, Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología, Agosto de 2009)

—————————————————-

ARGENTINA CIENTÍFICA –Número 604, difundido en Español el 27-12-1995-

Para Radiodifusión Argentina al Exterior

 

“Terminamos un ciclo de 12 años divulgando ciencia y técnicas”

Con este último programa se cumplen doce años de audiciones para el ciclo de divulgación de Ciencia y técnicas por las ondas de Radiodifusión Argentina al Exterior.

Este ciclo finaliza luego de más de 600 semanas en el aire, en ocho idiomas y con amigos en todo el mundo.

Termina el ciclo, pero siguen las intenciones que lo motivaron: el comunicar a la mayor cantidad y mayor variedad de oyentes los temas de Ciencia o de técnicas que tengan que ver con la Argentina. Es decir, las noticias de nuestro país con protagonistas argentinos o llegados aquí de cualquier parte del mundo –como lo hicieron tantos millones de inmigrantes-; también quisimos informar acerca del trabajo de investigadores o técnicos argentinos que por las más diversas razones han cumplido, o cumplen, su tarea en el exterior.

El criterio de Ciencia y técnicas que usamos en la selección de los temas ha sido muy amplio. En algún caso, por ejemplo, describimos una exposición de pinturas con motivos de astrología y alquimia. Todo o casi todo puede verse con ojos de un divulgador de lo que llamamos Ciencia en general y de sus aplicaciones prácticas, o técnicas.

Estamos en un siglo que tal vez en el futuro llamarán “de la Ciencia y las Técnicas” por la importancia que tienen para la vida humana de hoy estas actividades del hombre.

Y no sólo para la vida de cada uno de nosotros sino hasta para la supervivencia, o la muerte del único planeta que, por ahora, sabemos habitado.

Hay  casi tantas razones para ser optimistas como pesimistas en este sentido. Lo mismo pasa con el tema de una posible vida en otros cuerpo celestes y de la capacidad en algunos de ser habitados por seres inteligentes, capaces de atesorar información y de comunicarse.

Por ahora somos nosotros y algunos creen que no es fácil que se hayan dado en ningún otro caso el aparente milagro estadístico para crear lo que llamamos vida y el largo proceso evolutivo que llevó a un ser de cultura que llamamos hombre.

Tanto en uno como en otro caso, si en realidad no estamos solos en el Cosmos, o si no hay otra vida más que la nuestra, estamos obligados a buscar y, quizás, alcanzar la verdad.

Todo lo que lleguemos a saber corresponde a la Ciencia; todo lo que podamos hacer corresponde a las técnicas.

En estos días el planeta mayor de nuestro Sistema Solar –Júpiter- es interrogado por los instrumentos de una sonda espacial que lleva el nombre de “Galileo”. Es decir, del magnífico sabio italiano que muchos consideran “padre” de la ciencia moderna.

Al gran Galileo no le faltó imaginación y audacia, pero quizás hubiera descartado la posibilidad de llegar con precisos instrumentos al cuerpo celeste que él observó con un modesto telescopio, hecho por sus manos.

Esta imaginación necesaria para vaticinar el futuro de la Ciencia y las Técnicas hoy casi nos sobra.

Una buena parte de la literatura es de ciencia-ficción y el llamado periodismo científico se ha convertido en un buen negocio.

En todas las lenguas mayores hay varias revistas serias que tratan de poner al alcance del ciudadano común la magnífica aventura de la Ciencia y las maravillosas realidades de las técnicas.

Nuestro ciclo –que termina al cumplir doce años de programas- ha sido un esfuerzo más, entre tantos.

Gracias a la entusiasta y excelente colaboración del equipo de Radiodifusión Argentina al Exterior hemos alcanzado a innumerables oyentes. Si recordamos que fueron más de 600 programas y cada uno se oyó en varios idiomas y repitió algunas veces llegamos a varios miles de mensajes en este ciclo que duró doce años.

De las muchas tareas que concurren a una presencia de tal magnitud la más agradable y hasta la más fácil es la que me tocó a mí, como autor de los textos.

Nuestros amigos en todo el mundo deben recordar que un texto, leído en unos minutos, interesante o aburrido, de mejor o peor calidad, llega por el esfuerzo de muchos.

Directivos y personal administrativo, cuerpo de traductores y locutores, técnicos que han logrado hacer rendir al máximo a sus equipos.

En mi nombre y en el de mis superiores y colaboradores les agradezco estos doce años de atención a noticias de la Ciencia y las técnicas que tuvieran algo que ver con la Argentina y, en sentido amplio, con la vida en la Tierra, nuestro humilde hogar en el Cosmos.

No nos olvidemos de aquellas primeras fotografías de los primeros astronautas: la Tierra como una gema preciosa, un zafiro de color azul que la Ciencia y las técnicas deben cuidar.

Antonio Pérez Prado / 27-12-1995

(Transcripción del último programa del ciclo ARGENTINA CIENTÍFICA, emitido por Radiodifusión Argentina al Exterior)

—————————————————–

¿QUÉ ES LA SANGRE?


 

Ilustrativo texto sobre el tema, escrito por el doctor Antonio Pérez-Prado, editado con el número 81 por la Editorial Columba, en su COLECCIÓN ESQUEMAS, agosto 1967.

A continuación transcribimos la Introducción, a cargo de la Editorial:

El tema de la sangre, en su más amplio sentido, tenía un lugar reservado en los planes de la Editorial Columba para su COLECCIÓN ESQUEMAS. Pero no era fácil encontrar quien pudiera tratarlo con probidad científica, espíritu humanístico y fácil amenidad en el reducido espacio que brindan estos tomos.

El Dr. Antonio Pérez-Prado ha logrado cumplir con estos objetivos en el libro que le lector tiene en sus manos. Vastamente conocido en el país y en el extranjero por su erudición en esta rama de la Medicina, el Dr. Antonio Pérez-Prado es, además, un buen amigo de las artes y de las letras, capaz de dar en sus escritos síntesis equilibradas de su curiosidad múltiple.

Nuestro autor nació en Buenos Aires, en cuya Universidad se graduó como médico. Realizó múltiples viajes al exterior y, gracias a becas oficiales (todas ellas otorgadas por gobiernos extranjeros), pasó largas temporadas en algunos de los más importantes centros mundiales de su especialidad.

En Inglaterra fue discípulo y ayudante del famoso Ivor Dunsford, y en Holanda trabajó en el servicio del no menos famoso J. J. Van Loghem.

——————————————————————

ARGENTINOS EN LA CIENCIA


En diálogo con ANTONIO PÉREZ-PRADO

Ediciones TRES TIEMPOS – Años 80 –

Horacio S. Ghielmetti – Arturo J. Amos – Daniel Bes – Andrés O. M. Stoppani – Eduardo De Robertis – Luis A. Santaló

En la contratapa del citado libro se puede leer lo siguiente: Los nombres de los seis científicos de fama mundial entrevistados por Antonio Pérez-Prado se destacan como pinceladas de colores entre el tono gris de tanta mediocridad. El nivel de los temas que se abordan y la gravedad de las disciplinas que abarcan no excluyen de las conversaciones el toque personal, familiar e intimista.

Conocerlos y saber que nuestro país cuenta con tales aportes en el campo de las ciencias es gratificante para todo argentino.

Presentación de cada entrevistado, hecha por el autor.

HORACIO SANTIAGO GHIELMETTI

La Astronomía y las nuevas astronomías

El licenciado Horacio Santiago Ghielmetti egresó de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (Universidad de Buenos Aires). Como Jefe de Laboratorio en la Comisión Nacional de Energía Atómica se interesó en el estudio de la radiación cósmica y llegó a dirigir el Centro Nacional dedicado a este fenómeno. El Centro se transformó en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio y el licenciado Ghielmetti es su Director.

Después de un año en la Universidad de Chicago regresó al país y puso en marcha la técnica de usar globos para investigar rayos cósmicos, radiaciones X y gamma; en este momento uno de sus proyectos es el estudio del infrarrojo lejano.

Ghielmetti representa, entre nosotros, al hombre que llega de la física y pasa, con métodos y conocimientos, a una disciplina renovada que busca integrar los aportes de las nuevas astronomías y la riqueza de la ciencia clásica. Es miembro de la Carrera de investigador del CONICET, institución de la que depende el Instituto que dirige.

ARTURO JORGE AMOS

La Geología: escenario del hombre

El Dr. Arturo Jorge Amos, graduado en la Universidad de Buenos Aires, es Profesor Titular de Geología Estructural y Microtectónica en la Facultad de Ciencias Exactas. Anteriormente fue Profesor Titular y Decano en la Universidad de La Plata y Director de su Museo. Tuvo becas del British Council y de la Guggenheim Foundation; trabajó como investigador en el Museo Británico, en la Universidad de Glasgow, en la Smithsonian de Washington, y en el American Museum de Nueva York. Por su aporte a la Geología del Gondwana recibió una medalla en la India y por su brillante trayectoria fue recibido por numerosas sociedades. Es Fellow de la Geological Society de Londres y miembro de nuestra Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

DANIEL BES

La física nuclear: anatomía del átomo

El Dr. Daniel Bes, de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, es uno de los físicos nucleares más importantes del mundo.

Trabajó varios años en Dinamarca y en los Estados Unidos con cargos de investigación y docencia que también ejerció en otros países.

Este año (en el Simposio Internacional de Dinámica de Movimientos Nucleares Colectivos, en Japón) fue invitado a componer el resumen final.

Es miembro de la Comisión Nacional de Energía Atómica y del CONICET.

ANDRÉS O. M. STOPPANI

La química de la vida

El profesor Andrés O. Stoppani tiene los títulos de Doctor en Medicina y Dr. en Química por la Universidad de Buenos Aires y el de Dr. en Filosofía por la de Cambridge, Inglaterra. Desde su medalla de oro, como promedio más alto de la promoción, el Dr. Stoppani cumplió una brillante carrera que iniciaron sus trabajos con los Prof. B. A. Houssay y V. Deulofeu, en nuestra Facultad de Medicina, y  con los Prof. M. Dixon y D. Keilin en Cambridge, gracias a una beca del Consejo Británico. Deben asimismo mencionarse temporadas en el Instituto Nacional de Investigación Médica de Londres y en la Universidad de California.

Entre los premios y distinciones que le fueron dados están el Weissman, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), los Campomar y Bunge & Born, de las fundaciones homónimas, y el Laurel de Plata del Ateneo Rotario.

EDUARDO DE ROBERTIS

El reinado de la biología

El Dr. Eduardo De Robertis, Presidente de la Unión Internacional de Ciencias Biológicas y Director de Investigaciones del CONICET, es el más citado de los científicos argentinos y uno de los autores más consultados en el mundo.

Graduado con medalla de oro es ahora Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires y miembro de varias academias nacionales y extranjeras.

LUIS SANTALÓ

El lenguaje universal de la matemática

El Dr. Luis A. Santaló, Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires, es Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Autor de más de cien trabajos de investigación fundamental y varios libros, el Dr. Santaló es un matemático de fama internacional a quien se considera uno de los fundadores de la Geometría Integral.

—————————————–

La identidad gallega de Buenos Aires”, sobre Antonio Pérez Prado.

Texto publicado en España Exterior.

Este médico y humanista fallecido en 2009 está considerado como el último gran intelectual de la colectividad.

Y en el marco de los festejos que la colectividad gallega de la Argentina organizó para celebrar el Mes de Galicia, la Federación de Sociedades Gallegas y el Museo de la Emigración Gallega (MEGA), inauguraron el 8 de julio de 2010 la exposición “La identidad gallega en Buenos Aires: un recorrido por la vida de Antonio Pérez Prado (1926-2009)”

Más de cien personas recorrieron uno de los salones del MEGA, destinado exclusivamente a esta muestra, en el que pudieron observar documentación, fotografías, cartas y objetos personales de Pérez Prado, además de escuchar una conferencia sobre los aspectos más relevantes de su vida. De ella participaron el presidente de la entidad anfitriona, Francisco Lores; el gerente del Consello da Cultura Galega, Marcelino Fernández Santiago; el licenciado en letras Higinio Martínez Estévez; el presidente de la Asociación Patriótica y Cultural Española, Manuel Padorno; y el historiador Ruy Farías.

También asistieron numerosos familiares de Pérez Prado, entre ellos su viuda, Graciela Mosquera, y su hija, Aixa, que con profundas muestras de emoción recibieron el cariño y el afecto de las personas que concurrieron a la inauguración de la exposición, con fecha de cierre el viernes 30 de julio.

Fallecido en septiembre de 2009, el intelectual, médico humanista y divulgador científico galaico-porteño fue autor de “Los gallegos y Buenos Aires”, una obra clave en el estudio del mundo de la emigración.

Había nacido en la capital argentina el 19 de noviembre de 1926, en el seno de una familia de emigrantes lugueses, y ya desde pequeño demostró un sentimiento especial por la tierra de sus padres.

“Conocí a Antonio en 1992, cuando vine a Buenos Aires y me quedé por seis meses para investigar sobre la emigración gallega a esta ciudad. Él fue quien me introdujo en la colectividad, y creo que es muy justo este homenaje porque fue una persona que tuvo un papel muy importante para tantos investigadores”, señaló Fernández Santiago a España Exterior.

Punto de unión

El gerente del Consello da Cultura Galega explicó que su figura simbolizó un punto de unión entre los emigrantes llegados a Buenos Aires en la primera mitad del siglo XX y una nueva generación de gallegos que a partir de los años 60 comenzaba a actuar en la colectividad: “Además de ser el autor de una de las obras capitales sobre la emigración gallega, Antonio fue muy importante porque vinculó a nuestra comunidad con los núcleos intelectuales porteños”, añadió.

Por su parte, Padorno, quien compartió muchas horas con Pérez Prado en el hospital del Centro Gallego, en el que ambos se desempeñaron profesionalmente, comentó emocionado: “Tengo recuerdos muy gratos de Antonio, ya que nos unió una amistad muy importante porque había muchas coincidencias que nos hicieron afines, comenzando porque ambos éramos hijos de emigrantes de la Provincia de Lugo y teníamos una sola hermana”, expresó.

También recordó que Pérez Prado comenzó a participar desde muy joven en las actividades culturales de la colectividad, ya sea en la Asociación de Hijos de Gallegos o en AEGA, una agrupación que reunía a universitarios, escritores y artistas gallegos que habían emigrado a la capital argentina. “Este homenaje es una muy buen iniciativa que está realizada con un criterio moderno y didáctico que muestra las diversas facetas y etapas de la vida de Antonio”, agregó.

A pesar de su juventud, Farías también compartió muchos momentos con Pérez Prado: “Lo conocí cuando, promediando mi carrera universitaria, comencé a interesarme por la historia de la colectividad gallega en la Argentina. Es más, mi tesis del doctorado que hice sobre este tema en la Universidad de Santiago de Compostela está dedicada, además de a mi abuela y a mi madre, a Antonio. Para mí fue una referencia absoluta, la persona que me incentivó a desarrollar este tipo de investigaciones, así que le debo mucho”.

El historiador, que participó en el armado de la exposición, se detuvo en los objetos personales, fotos y cartas que le enviaron a Pérez Prado personalidades muy importantes de la cultura argentina como Julio Cortázar y Victoria Ocampo.

Una obra indispensable

Farías se refirió también a “Los gallegos y Buenos Aires”. “Es una obra ineludible para cualquier persona que quiera estudiar la emigración gallega a la Argentina. Pérez Prado, sin ser un científico social, ya que era básicamente un diletante, tenía una cantidad de conocimientos tan vastos y una pluma tan ágil, que lo llevó a realizar un trabajo que nadie ha podido igualar. Es, sin dudas, el último gran intelectual que tuvo la colectividad gallega”.

Luego de la conferencia, que fue seguida con mucho interés por todos los presentes, Lores, acompañado por los familiares de Pérez Prado, descubrió una placa por la cual se colocó el nombre de este destacado intelectual a la Biblioteca Gallega de Buenos Aires, ubicada en el primer piso de la Federación, concluyendo de esta manera tan merecido homenaje.

———————————————————-

FILMANDO A CASTELAO

Dirección: Carlos Larrondo y Antón Reixá
Con la participación de : Jorge Prelorán, Antonio Perez Prado

Género: Largo Documental

Duración: 52 minutos

Formato: Betacam Digital

País: España, Galicia

Año: 2007

Producción Filmanova Invest S.A.

Participación: Televisión de Galicia

Sinopsis

Esta película cuenta los  avatares en el proceso de realización del  documental  “Castelao, Biografía de un Gallego ilustre” realizado por Jorge Prelorán con guión de Antonio Pérez Prado, en la convulsa década de 1970  en Argentina.

———————————————
Perez prado libro gallegos

‘Los gallegos y Buenos Aires’, ensayo de Antonio Pérez-Prado

Isaac Otero | 05 de mayo de 2011
He aquí conmigo Los gallegos y Buenos Aires de Antonio Pérez-Prado. El libro –editado por ‘Corregidor’, Buenos Aires, 2007– va acompañado de un ‘Prólogo’ de Xosé M. Núñez Seixas dentro de la colección dirigida por Francisco Xosé Fernández Naval bajo el título de ‘Biblioteca de Autores Gallegos’ I y con la colaboración de la Dirección Xeral de Creación e Difusión Cultural, Consellería de Cultura e Deporte de la Xunta de Galicia, cuyo diseño de tapa corresponde al Departamento de Arte. “Á miña nai galega que emigrou para me facer porteño” leemos en la dedicatoria de la obra en cuya introducción Xosé M. Núñez Seixas, de la Universidad de Santiago de Compostela, escribe El galleguismo porteño y universal de Antonio Pérez-Prado: “En una de sus visitas a Galicia, en febrero de 2000, el intelectual galaico-porteño Antonio Pérez-Prado se definía a sí mismo como un ‘nacionalista [gallego] visceral’, aunque no sujeto a disciplinas partidarias. Su visión de la colectividad gallega de Buenos Aires difícilmente podía ser más pesimista. La institución más representativa de la misma, el ‘Centro Gallego’, fundado en mayo de 1907, había sido un instrumento de ‘desgaleguización’ donde, tras el final de la guerra civil española (1936-1939), detentaban el poder miembros de una suerte de burguesía inmigrante que sentía vergüenza de su origen y renegaba de las principales señas de identidad de Galicia, empezando por su idioma propio”.
A manera de libre y emocionado ensayo, Antonio Pérez-Prado reúne en este volumen 19 estudios en torno a los hilos conductores entre la Galicia del corazón y el cosmopolita tumulto de la ciudad de Buenos Aires. Nos sumergimos en la sobria prosa de ‘Cosmogonías mítica y realista de Buenos Aires: Borges y Filipo, el de la trompada fundamental’ y de ‘Las naciones de inmigrantes que nos hicieron y que deshicimos’. A continuación, ‘Inmigrantes con paisaje en una ciudad sin paisaje’ así como también ‘Historia de los gallegos o prehistoria de muchos porteños y relato entre paréntesis de una mala noche de bodas’. Henos asimismo ante su consideración alrededor de ‘El gallego, idioma de reyes sabios, siervos ignorantes, grandes escritores y pasajeros de tercera clase’.
“No se trata ciertamente de un estudio histórico y académico elaborado tras largas consultas de documentos en archivos y bibliotecas –señala el profesor e historiador compostelano Núñez Seixas en el texto de su generoso ‘Prólogo’–; pero sí contiene dosis más que suficientes de erudición documental para que sus juicios sobre el pasado y el presente de la presencia galaica en la Argentina sean de gran utilidad para la historia de la inmigración galaica”. Antonio Pérez-Prado, la memoria narrativa del espíritu gallego y el “libre ensayismo polémico y desaforado”, según sus propias palabras. De modo que igualmente leemos ‘El caso de una iglesia que tiene problemas de comunicación’ o ‘La inteligencia de los gallegos mejora con los cambios de clima’. Históricas actitudes sobre “maneras de sufrir el hambre cuando viene de lejos”, ‘Un pueblo de gentes que se van’ o ‘Los gallegos en el viejo Buenos Aires: gaitas, sablazos y suspiros’. Después, ‘La política liberal de los bigotudos aprendices de brujos’ y ‘Cómo los porteños aprendieron a ver a los gallegos’. Continúan ‘Buenos Aires se llena de galaicos y se convierte en la ciudad gallega más grande del mundo’, ‘Los oficios’, ‘No sólo de pan vive el gallego’ al igual que ‘El hogar galaicoporteño o la ínsula de la saudade’, ‘Vida pública’, ‘Buenos Aires en Galicia’ y ‘Un final provisorio y algunos vicios’.
————————————————-

SE COMPLETÓ LA DONACIÓN DEL FONDO BIBLIOGRÁFICO ANTONIO PÉREZ-PRADO

Por Biblioteca Galega | diciembre 3, 2012

La Biblioteca Galega de Bos Aires “Antonio Pérez-Prado” comunica que ingresó hace pocos días, en carácter de donación, la biblioteca personal del destacado médico hematólogo, divulgador científico y escritor de origen gallego, Antonio Pérez-Prado.

Las autoridades destacaron especialmente la voluntad que manifestó la familia para que pudiera cristalizarse la decisión que oportunamente Pérez-Prado había expresado de que su biblioteca pudiera ser consultada gratuitamente en una entidad gallega tan representativa como la Federación de Asociaciones Galegas de la República Argentina.

Tras una extensa labor de clasificación realizada por su viuda, Graciela Mosquera, sobre los fondos documentales y bibliográficos, hoy la Biblioteca de la Federación cuenta con 5500 volúmenes más para su consulta, completando de esta manera la donación que asciende a un total de 6300 libros.

Este importante fondo bibliográfico se podrá consultar bajo la denominación “Colección Pérez-Prado”, que se suma a los demás fondos que posee la Biblioteca Galega de Bos Aires.

Cabe recordar que el 8 de julio de 2010, tras el fallecimiento de este intelectual ocurrido en septiembre de 2009, la Federación de Asociaciones Gallegas y el Museo de la Emigración Gallega en la Argentina (MEGA) realizaron una exposición-homenaje a la que asistieron, su hija Aixa junto a dos de sus nietos. En esa oportunidad, hicieron entrega de alrededor de 800 libros para la biblioteca que desde ese entonces lleva su nombre.

Hijo de emigrantes gallegos de Lugo, Pérez-Prado, nació el 19 de noviembre de 1926 en Buenos Aires. A lo largo de su vida fue un acérrimo defensor de las principales señas de identidad de Galicia, que comenzó a conocer desde muy pequeño, gracias a su madre y a una empleada doméstica igualmente gallega, quienes le enseñaron cuentos y cantos típicos, y también al hecho de haber pasado en 1929 mas de medio año en Galicia.

Su rica trayectoria marca que escribió numerosos artículos en la prensa argentina y como profesional de la salud, fue autor de varios tratados de divulgación científica. Sin embargo, su obra más significativa la hizo en 1973, cuando escribió Los gallegos y Buenos Aires, un libro de referencia obligada para el estudio de la emigración gallega en la Argentina, y que en 2007 fue reeditado por la Editorial Corregidor.

Fue además el guionista del documental Castelao (Biografía de un ilustre gallego), film realizado en 1980 por el director argentino Jorge Prelorán, uno de los mayores documentalistas de América Latina.

———————————————————–

incluso “lloraba en gallego”

La Penzol recibe papeles de Pérez Prado, “un gallego que no nació en Galicia”

Ramón Villares, presidente del Consello da Cultura Galega, ha destacado “el valor suplementario” del médico e intelectual galleguista , hijo de emigrantes originarios de la Terra Cha, por su “adhesión” a la cultura y a la tierra gallegas y por “no romper amarras” con sus raíces familiares

Un momento del acto de entrega de los papeles de Pérez Prado  - FOTO: SALVADOR SÁS

Un momento del acto de entrega de los papeles de Pérez Prado – FOTO: SALVADOR SÁS

EFE. VIGO  | 08.04.2014

La Fundación Penzol ya custodia los papeles de Antonio Pérez Prado, “un gallego que no nació en Galicia”, según se definía a sí mismo este médico e intelectual galleguista que nacido y fallecido en Buenos Aires y que “nunca rompió amarras” con la cultura y la tierra de sus padres y abuelos.

Según ha contado su hija Aixa tras la presentación de los fondos cedidos a la Penzol por expreso deseo de Pérez Prado, fallecido en septiembre 2009, recurría al gallego cuando le hablaba de “todo lo relacionado con el cariño y el amor”, e incluso la enseñó a rezar en la lengua de Rosalía.

A través de una carta leída por María Dolores Cabrera, de la Editorial Galaxia, la viuda de Pérez Prado, Graciela Mosquera, ha relatado que los años que vivió junto a él lo hizo “en gallego”, y que incluso “lloraba en gallego”.

Ramón Villares, presidente del Consello da Cultura Galega, ha destacado “el valor suplementario” de Pérez Prado, hijo de emigrantes originarios de la Terra Cha, por su “adhesión” a la cultura y a la tierra gallegas y por “no romper amarras” con sus raíces familiares.

Villares ha puesto en valor la contribución de Pérez Prado, junto a Ricardo Palmas y Carlos Zubillaga, en la percepción, tanto dentro como fuera, de la idiosincrasia gallega a través de su interrelación con otras colectividades en el Buenos Aires de la época, una suerte de “Babel étnica”.

Asimismo, ha reconocido el “mérito” de su decisión de legar sus fondos bibliográficos, fotográficos y correspondencia a la Penzol, lo que puede servir de ejemplo y marcar una “pauta de conducta” frente al “minifundismo” cultural.

El vicepresidente de la Fundación Penzol, Antón Vidal, ha recalcado el “sorprendente amor” de Pérez Prado a Galicia, y el director, Francisco Domínguez, ha hecho hincapié en un detalle de su biografía: a los dos años, sus padres lo llevaron a bautizar a la iglesia de Begonte.

Domínguez ha destacado del homenajeado su relación con intelectuales del grupo Galaxia y su lucha abierta contra los chistes sobre “gayegos”, transcripción fonética del término empleado por los argentinos para referirse a los gallegos, y, genéricamente, a los españoles.
En 1993 denunció a la editorial Planeta por la publicación de un libro de chistes de gallegos de Celso Muleiro.
Aparte de ejercer su profesión de médico en el Hospital Municipal de Buenos Aires y en el del Centro Gallego, y de crear la Asociación argentina de hijos gallegos, Pérez Prado publicó libros y fue el autor del guión de la película-documental “Castelao. Biografía de un ilustre gallego” (1980), dirigida por Jorge Prelorán.

——————————————————

Jorge Prelorán se vinculó con el especialista en cultura gallega Antonio Pérez Prado y elaboró un libreto trabajado en común. Finalmente decidieron que el mismo Castelao fuera quien contara la historia, para lo cual Pérez Prado construyó el relato con frases tomadas de libros, discursos, artículos, cartas particulares, diarios íntimos que tradujo del gallego.

Visualmente se usaron para el filme centenares de dibujos, materiales de libros, documentos cedidos por la colectividad, noticieros y una vieja película que muestra a Castelao en Buenos Aires en sus últimos diez años de vida, que se agrega al final, cuando ya el personaje se ha vuelto entrañable.

Castelao (Biografía de un ilustre gallego) es una película documental de Argentina filmada 16 mm. en blanco y negro dirigida por Jorge Preloran con la codirección de Manolo Ferrol que tuvo a su cargo la filmación en Galicia sobre el guion de Antonio Pérez Prado según una idea de Valentín Fernández que se estrenó en 1980. La locución fuera de pantalla es de Luis Medina Castro y la voz de Castelao estuvo a cargo de Alfredo Baltar.

Alfonso Daniel Manuel Rodríguez Castelao (Rianjo, 30 de enero de 1886Buenos Aires, 7 de enero de 1950) fue un político, escritor, pintor, médico y dibujante español, considerado uno de los padres del nacionalismo gallego.

Biografía

Nacido en la ciudad gallega de Rianjo, era el primer hijo de Manuel Rodríguez Dios, un marinero que se dedicaba a hacer velas para barcos,1 y de Joaquina Castelao Genme. El mismo día de su nacimiento fue bautizado en la iglesia de Santa Comba, siendo sus padrinos Pilara y Francisco Castelao, hermanos de su madre.1 Manuel emigró a Argentina a los tres meses del nacimiento de Daniel, que fue criado especialmente por sus abuelos maternos Teresa y José Ramón, carpintero de profesión y conocido por el sobrenombre de Pepe de Castelao.1 En el transcurso de 1895 Joaquina emigró también, llevando al pequeño Alfonso Daniel, para ir a vivir con su marido en localidad argentina de Bernasconi, en La Pampa. Allí residió hasta 1900, y según contó el propio Castelao descubrió el valor de la caricatura leyendo el semanario Caras y Caretas. Ese año la familia decidió regresar a Galicia para que Castelao estudiase medicina en la Universidad de Santiago de Compostela; él más adelante afirmaría: Fíxenme médico por amor a meu pai; non exerzo a profesión por amor á humanidade («Me hice médico por amor a mi padre; no ejerzo la profesión por amor a la humanidad»).2

Durante sus años en la universidad acrecienta su interés por el dibujo y la pintura y en especial por la caricatura. En 1908 expone sus dibujos en Madrid en una exposición colectiva del Tercer Salón Nacional de Humoristas y publica sus primeras caricaturas en Santiago y en la revista de Vigo Vida Gallega. En 1909 recibe la medalla de oro por su tríptico Unha festa na aldea en la Exposición Regional Gallega celebrada en Santiago. En este mismo año ilustra la novela La princesa del amor hermoso de Sofía Casanova, inaugurando con ello una nueva área de trabajo que seguirá desarrollando más adelante.3

Entre 1909 y 1910 hace un curso de doctorado en Madrid y colabora además como ilustrador con El Cuento Semanal. En 1910 se especializa en Santiago en obstetricia y al terminar se instala en su Rianjo natal. Durante este período colaboró en la fundación del semanario El Barbero Municipal (1910–1914), en el que escribió atacando el régimen caciquil gallego, ingresando en la vida política local dentro del Partido Conservador local en una línea maurista.

La casa de Castelao en Rianxo.

Da su primera conferencia en marzo de 1911 en Vigo, hablando sobre la caricatura y a lo largo de los años siguientes realiza exposiciones de sus caricaturas en diversas ciudades gallegas. En 1912 se adhirió al movimiento Acción Gallega y el 19 de octubre del mismo año se casó con Virxinia Pereira. Durante esta época colaboró en múltiples publicaciones periódicas, como El Liberal, El Gran Bufón, La Ilustración Gallega y Asturiana, Mi Tierra, Suevia, La Voz de Galicia de Buenos Aires, lo que ayudó a popularizar sus caricaturas.

Un desprendimiento de retina lo deja ciego en 1914, pero una operación le devuelve la vista. En 1915 participó en la Exposición de Bellas Artes de Madrid, en la que obtiene grandes elogios de la crítica. En 1916 obtiene por oposición una plaza en la delegación de Pontevedra del Instituto Geográfico Estadístico y en ese año fue uno de los fundadores de la agrupación local de las Irmandades da Fala. En 1918 comenzó a colaborar con el periódico madrileño El Sol.

Por iniciativa de Antón Losada Diéguez, Vicente Risco se encargó de la dirección literaria y propuso a Castelao la dirección artística de la revista Nós (Nosotros), alrededor de la cual brotó la vida política y cultural de Galicia entre 1920 y 1936. En enero de 1921, gracias a una beca de la Junta de Ampliación de Estudios, viajó a Francia, Bélgica y Alemania para estudiar el arte de estos países. Fruto de ese viaje fue el diario que escribió y que publicó parcialmente en la revista Nós y que apareció como libro en 1977 con el título de Diario 1921. En 1926 fue nombrado académico de número de la Real Academia Gallega.

El 3 de enero de 1928 murió su hijo Alfonso de catorce años, y en ese año marchó a Bretaña con su mujer en viaje de estudios para estudiar los cruceros bretones que materializó en el libro As Cruces de Pedra na Bretaña (Las Cruces de Piedra en la Bretaña) en mayo de 1930. También quedó hondamente afectado por la muerte de Antón Losada Diéguez el 15 de octubre de 1929. En 1931 resultó elegido diputado como galleguista independiente para las Cortes Constituyentes de la Segunda República y participó en la constitución del Partido Galeguista.

Miembro de la Real Academia Gallega desde 1933, fue confinado en Badajoz en noviembre de 1934. Durante su estancia en Extremadura escribió para A Nosa Terra una serie de artículos con el título de Verbas de chumbo (Palabras de plomo) que posteriormente integraría en Sempre en Galiza. El 6 de septiembre de 1935 se puso fin al destierro tras las gestiones del nuevo ministro de la Gobernación, Manuel Portela Valladares. En 1936 fue escogido de nuevo diputado en la candidatura del Frente Popular. Tomó parte de manera destacada en la campaña por el sí al Estatuto de Autonomía de Galicia, que fue aprobado en plebiscito el 28 de junio de 1936.

La sublevación militar que dio origen a la Guerra Civil le sorprendió en Madrid, instalándose en Valencia a finales de 1936 y posteriormente en Barcelona. En 1938 se exilió en Nueva York y participó en la campaña de las elecciones al Centro Gallego de La Habana. En este periodo, y de manera paralela al compromiso político, continúa con su obra artística. En 1939 trabaja en el álbum Debuxos de Negros una serie de dibujos que muestran escenas de la música y cultura de la gente de color, realizados en Cuba y en Nueva York y que constituyen «sin duda una de las expresiones más verdaderas, y más patéticas de la creatividad del artista» […] «porque en estas láminas recoge algo que no tiene que ver con la transcripción aséptica de lo que se ve».4

Finalmente, en julio de 1940 partió a Buenos Aires. Fue el máximo impulsor del Consejo de Galicia, creado en 1944 en Montevideo (Uruguay) y que pretendía agrupar a los diputados gallegos en el exilio, constituyéndose en representante de Galicia entre las instituciones republicanas en el exilio. Fue presidente del Consejo hasta su muerte.

Fue ministro sin cartera del gobierno republicano en el exilio presidido por José Giral (1946–1947), estableciéndose en París, ciudad dónde vivió hasta agosto de 1947.

Murió el 7 de enero de 1950 en el sanatorio del Centro Gallego de Buenos Aires, siendo enterrado el 9 de enero en el cementerio de la Chacarita. La Dirección General de Prensa del Gobierno de España despachó instrucciones a los medios acerca de como tratar la noticia:

«Habiendo fallecido en Buenos Aires el político republicano y separatista gallego Alfonso Rodríguez Castelao se advierte lo siguiente:

La noticia de su muerte se dará en páginas interiores y a una columna. Caso de insertar fotografía, esta no deberá ser de ningún acto político. Se elogiarán únicamente del fallecido sus características de humorista, literato y caricaturista. Se podrá destacar su personalidad política, siempre y cuando se mencione que aquella fue errada y que se espera de la misericordia de Dios el perdón de sus pecados. De su actividad literaria y artística no se hará mención alguna del libro “Sempre en Galiza” ni de los álbumes de dibujos de la guerra civil. Cualquier omisión de estas instrucciones dará lugar al correspondiente expediente.»5

Sus restos fueron trasladados de nuevo a Galicia en 1984, y ahora descansan en el Panteón de Gallegos Ilustres, en el monasterio de Santo Domingo de Bonaval. La vida de Castelao ha sido retratada por el documentalista argentino Jorge Preloran.

Creador

Estatua de Castelao en Pontevedra.

Polifacético novelista, dibujante, caricaturista, pintor, teórico del arte y político, su obra siempre reflejó su compromiso con el galleguismo y con el mundo. Durante el exilio franquista, en 1944 publicó Sempre en Galiza, desde entonces el gran texto del nacionalismo gallego. Sus restos mortales fueron repatriados y llevados al Panteón de Gallegos Ilustres el 28 de junio de 1984 en medio de manifestaciones nacionalistas que reprochaban a las autoridades que «los que le exiliaron ahora le rinden honores».

Sus dibujos, complementados con agudos textos, muestran la Galicia rural, el caciquismo, los pobres, los ciegos, los desamparados, el pueblo que sufre, desde una visión realista, crítica pero humorística. En el álbum Nós (1931) recogió dibujos hechos entre 1916 y 1918. En los últimos álbumes habitan los horrores de la Guerra Civil.

Se inició en la narrativa con la colección de relatos cortos Un ollo de vidro (Un ojo de vidrio) en 1922. En Cousas (Cosas), Retrincos (Pedazos) y Os dous de sempre (Los dos de siempre), establece un conjunto único en la narrativa gallega que culmina con la colección de ensayos Sempre en Galiza, conectando literatura, política y teoría del galleguismo. Su visión literaria tiende a desmitificar los tópicos costumbristas con un humorismo sarcástico y, de vez en cuando, esperpéntico. Castelao es sin duda el gallego más destacado del siglo XX. Se le dedicó el segundo Día de las Letras Gallegas, en 1964.

El 31 de julio de 2008, el Consejo de la Junta de Galicia6 aprobó un convenio entre la Consejería de Cultura y la Fundación Castelao para la catalogación y digitalización de todos los textos, obras, discursos, cartas, fotografías, dibujos y cualquier material atribuido a Castelao disperso en hemerotecas de diversos países, organismos oficiales y colecciones públicas y privadas. La inversión aprobada fue de 300.000 euros y el objetivo es crear un fondo accesible al público en la Ciudad de la Cultura.6

Posee una escultura en el Parque Europa de Churdínaga en Bilbao.

——————————————————————

martes, 9 de septiembre de 2008

Castelao, Biografía de un Gallego ilustre

Fragmento restaurado del documental Castelao, biografía de un ilustre Gallego, dirigido por Jorge Prelorán y guión de Antonio Perez-Prado. Restaurado por Carlos Larrondo. Con las voces de Luis Tosar y Maria Liaño.
.
Producido por Antón Reixa. Filmanova 2007.
Castelao, Biografía de un Gallego ilustre from southfilm on Vimeo.

 

Entry Filed under: Personaje del mes

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed