PÉREZ FERREIRA, Emma – Personaje recordado del mes: Agosto 2008

agosto 1st, 2008

Dra. Emma Pérez Ferreira Entrega de la Mención Especial KONEX,año 2003.

Doctora en Física, figura admirada de la ciencia argentina: 1925-2005

Graduada en la Universidad de Buenos Aires, la doctora Emma Pérez Ferreira se dedicó inicialmente a la investigación básica en Física Nuclear de Altas Energías en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), con dos años de especialización en las Universidades de Durham (Inglaterra) y de Bolonia (Italia).

La doctora Pérez Ferreira ocupó la jefatura del Dto. de Física Nuclear a lo largo de diez años y luego la Dirección de Investigación y Desarrollo. Tuvo a su cargo la discusión y luego la implementación del Acuerdo de Transferencia Tecnológica con Canadá.

Fue Directora del Proyecto Tandar. Por último, Presidente de la CNEA, cargo que desempeñó entre 1987 y 1989 También fue miembro del Consejo para la Consolidación de la Democracia, desde diciembre de 1985 hasta julio de 1989.

Perfil del edificio del acelerador TANDAR,de la CNEA. Consola control del acelerador de iones pesados. Edificio central de la CNEA,en Av.del Libertador,en Bs.As.

Desde 1990 se desempeñó como Directora del proyecto RETINA, red teleinformática al servicio de la comunidad académica, con la promoción de la Asociación Civil Ciencia Hoy. A partir de 1994 pasó a contar con un enlace internacional propio, logrando así superar el monopolio oficial del que -hasta 2000- gozaba Telintar para las comunicaciones internacionales. Hasta los primeros años de ésta década, RETINA contó con un total de 25 instituciones integradas a su red, y fue declarada de interés parlamentario por la Cámara de Diputados de la Nación.

Tras haber firmado un acuerdo con la University Corporation for Advanced Internet Development que promovía la National Science Foundation de los EE:UU., a partir de 2001, RETINA conectó las instituciones de nuestro país a las redes académicas avanzadas del resto del mundo, a través de un nuevo enlace de gran ancho de banda con Internet2. Se establecieron entonces acuerdos de cooperación con las redes académicas de Brasil, Chile y México. Y luego trabajó con ellas en la iniciativa CLARA (Cooperación Latinoamericana en Redes Avanzadas) para la interconexión entre las redes latinoamericanas entre sí y con las redes avanzadas europeas.

———————————–

Un homenaje en pocas líneas a una mujer notable

La doctora Emma Pérez Ferreira, figura admirada de la ciencia local, murió a los ochenta años, en Buenos Aires.

Doctora en Física, graduada en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, integró los primeros planteles científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

A lo largo de su carrera, apoyó el esfuerzo que condujo a la consolidación de la mítica Facultad de Ciencias de la UBA y gestó, junto con Hans Roederer y Horacio Ghielmetti, el acuerdo entre la CNEA, el CONICET y la UBA por el que se creó el Instituto de Radiación Cósmica (más tarde, IAFE).

Pérez Ferreira tuvo participación protagónica en la campaña por una tecnología nuclear independiente, que logró que se adoptara la línea de uranio natural para los reactores de potencia que se instalaron en el país.

Como responsable del Acuerdo de Transferencia de Tecnología con Canadá, permitió al país acceder a conocimientos fundamentales para el desarrollo de la tecnología nuclear. También fue jefa del proyecto del acelerador de iones pesados Tándem Argentino (TANDAR), que permitió a la Argentina colocarse en la vanguardia de la física nuclear experimental.

Fue miembro del Consejo para la Consolidación de la Democracia, creado por el presidente Raúl Alfonsín, y presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

En 1990 organizó, desde la Asociación Ciencia Hoy, una red académica (Retina) anterior a las redes comerciales de Internet, y poco antes de morir –en junio de 2005- participó de la implementación de redes académicas avanzadas. – La Nación 30-6-05

 

———————————————

EMMA PÉREZ FERREIRA : Saber y compromiso

Emma Pérez Ferreira nació el 2 de abril de 1925, en Buenos Aires.

Luego de un breve intento de estudiar abogacía en la Universidad de Buenos Aires, optó por las ciencias fisicomatemáticas, en las que se graduó en 1951.

Su padre, jefe de despacho del Ministerio de Economía, la presentó al entonces capitán de fragata Pedro Iraolagoitía, secretario ejecutivo de la Dirección Nacional de Energía Atómica (DNEA, devenida CNEA a partir de 1956), quien la incorporó a la institución.

Pérez Ferreira solía decir que la habían incluido en el grupo de “los alemanes”: Juan Roederer, Beatriz Cougnet y Pedro Waloschek, que se dedicaban a analizar trazas que la radiación cósmica dejaba en emulsiones “que estos muchachos”, todos más jóvenes que ella, dejaban expuestas en sitios apropiados.

Los próximos años la encontraron afianzándose como investigadora, trabajando tanto en la CNEA como en la Universidad de Buenos Aires, una tarea nada sencilla, porque la visión que cada una de esas instituciones tenía de la otra no fomentaba la creación de vínculos.

La CNEA gozaba de una holgura presupuestaria privilegiada, algo mal visto en la universidad.

En las dos décadas que siguieron, más de vez sirvió de refugio a las vícitmas de las embestidas de las sucesivas dictaduras contra la universidad pública.

“En ese sentido”, decía Emma, “depender de Presidencia daba privilegios”.

Cuando la UBA fue intervenida y muchos físicos resultaron expulsados, la CNEA dispuso de recursos y de independencia de criterio, aun estando de facto subordinada a la Marina, como para poder contratarlos.

En el bienio 1956-57, Emma, Roederer y Juan José Giambiagi, entre otros, condujeron cursos universitarios de ingreso que alentaron la vocación de toda una generación de físicos. En 1958 viajó a Inglaterra, a Durham, para hacer investigación postdoctoral y el año siguiente, con su auto inglés, al que hizo poner el volante a la izquierda “como en los países civilizados”, se instaló con el mismo propósito en Bolonia.

Con Robert Oppenheimer,jefe científico del proyecto Manhattan.

A su regreso al país fue jefa del laboratorio de partículas elementales de la CNEA y, fiel a su espíritu conciliador, gestó con Roederer y Horacio Ghielmetti el acuerdo entre la CNEA, el CONICET y la UBA por el que se creó el Instituto de Radiación Cósmica, que luego se convirtió en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE).

A mediados de la década del 60 fue nombrada jefe del departamento de Física de la CNEA, donde lideró el proyecto de isótopos alejados de la línea de estabilidad (IALE) y promovió la formación del grupo de investigación en física nuclear teórica.

Todas estas gestiones, despojadas de histrionismo y generosas a la hora de compartir éxitos, la ponían en posición ideal para generar acuerdos.

Así, fue fundadora y presidenta de la Asociación de Profesionales de la CNEA y, a principios de la década del 70, tuvo participación protagónica en una campaña para que el país adoptara, ante las grandes potencias, una tecnología nuclear independiente, que contribuyó a elegir para las centrales nucleoeléctricas reactores que operasen con uranio natural como combustible.

Fue, además, responsable del Acuerdo de Transferencia de Tecnología con Canadá, que permitió acceder a conocimientos fundamentales para el desarrollo de la tecnología nuclear.

Entre 1974 y 1975 fue directora del área de Investigación, Desarrollo y Servicios de la CNEA.

Durante el gobierno militar de 1976 el presupuesto de la CNEA fue fuertemente incrementado. Emma Pérez Ferreira dirigió la instalación de un acelerador de iones pesados, el TANDAR (TANdem Argentino), que ubicó a la comunidad científica local en la vanguardia de la física nuclear experimental.

Puso su esfuerzo en lograr no sólo que la obra se realizase en tiempo y con la calidad requerida, sino en la formación de jóvenes investigadores que pudieran utilizar las nuevas facilidades.

Al llegar el doctor Raúl Alfonsín a la presidencia, en diciembre de 1983, quiso saber “qué era ese monstruo” de la CNEA.

El entonces presidente de la entidad Eduardo Constantini, envió a Emma a hablar con Jorge Roulet, secretario legal y técnico de la presidencia para explicárselo.

La impresión que le causó hizo que la recomendara como miembro del Consejo para la Consolidación de la Democracia.

Emma Pérez Ferreira,mujer comprometida con el saber y la democracia.

Así, inició una relación de dos décadas con el presidente. “Para cuando me designó en la presidencia en la CNEA, ya éramos amigotes con Alfonsín y comíamos en Olivos.

Su paso por la presidencia de la CNEA –desde el 13 de mayo de 1987 hasta el 8 de julio de 1989- estuvo marcado por el equilibrio.

“Me cuidé mucho de no favorecer al departamento de Física. Mis colegas me tironeaban bastante. Y he tenido el gusto posterior de recibir muestras de afecto de grupos que no tenían nada que ver con del departamento”, comentó Emma Pérez Ferreira algunos años después.

En 1988, en negociaciones con el ministro de economía Sourrouille pudo asegurar para la CNEA el presupuesto más alto de las dos últimas décadas (cerca de 1200 millones de dólares).

Durante la crisis energética argentina de 1988, debió enfrentar la presión resultante de la salida de operación de la central de Atucha, por la rotura de un tubo en el reactor.

La opción era contratar para su reparación a Siemens, la empresa que lo proveyó, o alentar a los técnicos locales para que hicieran el trabajo. Optó por lo segundo.

Su capacidad de liderazgo y búsqueda de consensos hizo que el arreglo se llevase a cabo eficazmente y en corto plazo.

Entre 2000 y 200l integró nuevamente el directorio de la CNEA.

En 1990 fue convocada por la Asociación Ciencia Hoy para organizar una red teleinformática académica (RETINA), anterior a las redes comerciales de internet, para la que se había obtenido financiación de la Fundación Antorchas.

Allí debió enfrentar las características restrictivas de un mercado de comunicaciones internacionales en el que aún regían condiciones de monopolio.

Con perseverancia y astucia logró que la entonces Comisión Nacional de Telecomunicaciones otorgase a Retina la capacidad de contratar libremente la salida internacional que no podía obtener en condiciones razonables del prestador monopólico, Telintar.

Esa decisión permitió al sector académico argentino ingresar al mundo de la teleinformática moderna. A principios de 2005 promovió de conexión a las redes académicas avanzadas a una serie de instituciones científicas locales. Lo hizo, en asociación con iniciativas similares de otros países iberoamericanos, tarea que con gran entusiasmo llevaba adelante hasta el momento de su inesperada desaparición, a fines de junio de 2005.

En los organismos en los que tuvo responsabilidad estableció formas participativas de conducción y puso como priorirdad el logro de la calidad en todas las tareas.

Emma Pérez Ferreira consideraba que la mejor manera de evitar la emigración de científicos y de lograr su retorno era crear condiciones adecuadas de trabajo en el país y para conseguirlo puso toda su capacidad de trabajo e inteligencia.

En tiempos difíciles defendió con coraje y astucia a quienes fueron víctimas de algún tipo de discriminación. “Mis colegas me empujaban. Si se trataba de hacer una gestión jorobada, me mandaban a mí. Y vas ganando respeto, te empiezan a conocer”, decía.

Comentario Emma Pérez Ferreira (1925-2005), in memoriam, editado en el Volumen 15, N 88, Agosto/Septiembre 2005, de la Revista CIENCIAHOY.

Responsable de la primera etapa de las redes académicas avanzadas. Dr.Anibal Gattone,editor responsable Revista CIENCIAHOY. Director de CIENCIAHOY,Dr.Patricio Garrahan.

—————————————

 

Se presentó INTERNET 2 en la Argentina

Logo correspondiente a Internet 2. Diagrama de la Red Académica Avanzada. Continuación del diagrama Retina 2.

Nota RNP – 12 de Diciembre 2001

Buenos Aires, Bahía Blanca y Santa Fe lograron la conexión con Internet 2.

Se trata de una nueva generación de redes académicas nacida en Estados Unidos.

La presentación se concretó a través de una videoconferencia que vinculó a las tres ciudades argentinas con Washington y Florida (EEUU).

Ya eran las tres de la tarde. En tres ciudades de nuestro país, universitarios y científicos estaban expectantes ante la inminente conexión con una de las nuevas redes académicas del mundo: Internet 2.

Sería la primera videoconferencia emitida a través de esta nueva red cuyo ancho de banda permite enviar información de gran complejidad y volumen a una velocidad mayor y con una calidad superior a la actual Internet comercial.

A partir de ayer, la Argentina será provista de un enlace de 45 Mbps hacia Estados Unidos que le permitirá conectarse a Internet 2 y a todas las nuevas redes académicas experimentales, y fueron los primeros nodos la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe, la Universidad Tecnológica Nacional, en Buenos Aires, y la sede del, CONICET, en Bahía Blanca.

El acto fue muy emotivo, porque se sabía que se estaba viviendo un hito histórico para el cual diversas Instituciones vienen trabajando hace más de 20 meses.

Desde Buenos Aires hablaron la Directora de RETINA, Dra. Emma Pérez Ferreira; el Presidente de la Asociación Civil “Ciencia Hoy”, Dr. Patricio Garrahan; de la Fundación ANTORCHAS, Arq. Xavier Martín; el Presidente del CIN, Ing. Héctor Brotto; y el Secretario de Comunicaciones, Dr. Henoch Aguiar.

Luego, se hizo conexión con Washington para dar lugar a las representantes de Internet 2 surgida de la iniciativa de 180 universidades estadounidenses que conforman el consorcio UCAID (University Corporation for Advanced Internet Development).

Luego, desde Miami, habló el director del Proyecto en la Universidad Internacional de Florida, Julio Ibarra. En ese momento, se abrió el micrófono para Santa Fe, siendok el Ing. Mario Barletta el responsable de destacar la importancia del evento y sus futuras aplicaciones para la investigación y la educación a distancia.

De allí se dio lugar al Centro de Investigación dependiente del CONICET y la sede regional de la UTN en Bahía Blanca.

Finalmente, fue desde Chile donde provinieron las imágenes para corroborar la conexión con la red académica de ese país.

La red INTERNET 2

Hace más de 20 meses que distintas organizaciones, lideradas por RETINA, están realizando acciones tendientes a proveer conexiones de alta velocidad a docentes e investigadores de instituciones académicas e institutos de investigación para proyectos especiales y experimentación.

La inauguración de Internet 2 en nuestro país se concretó a través de la participación de RETINA (Red Teleinformática Académica), en el Proyecto AMPATH promovido por la FIU (Florida International University) y que también cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Antorchas.

Además, este primer enlace se extenderá luego a todas las universidades a través de la RIU (Red de Interconexión Universitaria), que actualmente preside la Universidad del Litoral.

En un proyecto conjunto con el Ministerio de Educación y la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, está previsto el desarrollo de RIU-E2 (RIU Etapa 2), una red de alta disponibilidad para aplicaciones de Internet 2 que interconectará a todas las universidades nacionales argentinas.

A su vez, habilitará conexiones directas con las redes RNP2 (Red Nacional de Pesqueira) y REUNA 2 (Red Universitaria Nacional) de Brasil y Chile respectivamente.

De este proyecto también participa RETINA, que facilitará la conexión a Internet 2 a través de su participación en el Proyecto AmPath.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la sede del CONICET de Bahía Blanca, fueron las primeras instituciones y compartir este momento histórico.

————————————————-

Crónica de la Inauguración del Enlace Argentino a Internet 2

Publicado en la sección Noticias de RETINA.

El 12 de Diciembre de 2001 a las 14.30 horas, en el Rectorado de la Universidad Tecnológica Nacional –sito en Sarmiento 440, sexto piso- se llevó a cabo la ceremonia de Inauguración del Enlace Argentino a Internet 2.

El mismo, contó con la presencia del señor Secretario de Comunicaciones Dr. Henoch Aguir y de conspicuos miembros de la comunidad científica y universitaria.

Ofició de presentador el Ingeniero Uriel Cukierman. La Dra Emma Pérez Ferreira, directora de RETINA, dio la bienvenida a los asistentes. Presentó, asimismo, al Dr. Patricio Garrahan, presidente de la Asociación Civil Ciencia Hoy, quien hizo una breve reseña de los más de 20 meses que llevaron a la concreción de un viejo anhelo de Ciencia Hoy: el de CONECTAR a la Argentina a Internet 2.

A continuación, hicieron uso de la palabra el arquitecto José Xavier Martín, de la Fundación Antorchas, el ingeniero Héctor Brotto rector de la UTN y presidente del CIN, el doctor Juan Carlos Gottifredi, secretario de Educación Superior, los que en líneas generales ponderaron la importancia superlativa que para la educación, la investigación, la ciencia y el desarrollo tenía el que la Argentina se conectara a Internet 2.

Finalmente, habló el doctor Henoch Aguiar, quien se refirió a los importantes logros de RETINA y comprometió la colaboración de las áreas de gobierno a su cargo para la concreción de los objetivos propuestos.

Acto seguido se dio paso a la video –conferencia con la intervención inicial de Heather Boyls y Ana Preston, a cargo de las Relaciones Internacionales de UCAID e Internet 2 desde Washington en los EEUU. Las que hicieron llegar sus felicitaciones por ser el tercer país de la región en sumarse a este exclusivo grupo de miembros de Internet 2 y remarcaron la importancia que tenía para argentina el estar conectada con más de 200 universidades e Institutos, tantok de EEUU, como de Europa y Asia.

A continuación, tomaron parte en la conferencia, en representación de la FIU – AMPATH desde Miami en los EEUU su presidente Dr. JulioIbarra y Heidi Álvarez, por la Universidad Nacional del Litoral desde la ciudad de Santa Fe, su Rector, Ing. Mario Barletta, desde la ciudad de Bahía Blanca, el Dr. Martín Urbicain, Director del CRIBABB, acompañado por el decano de la FRBB de la UTN Dr.,Liberto Ercoli, y finalmente desde REUNA, en la República de Chile su Director Dr. Florencio Utreras.

Todos coincidieron en resaltar las importantes ventajas con que contarían los usuarios de esta indispensable y moderna herramienta que es Internet 2.

Al cierre de la ceremonia, la Dra. Emma Pérez Ferreira agradeció a todas las empresas e instituciones que hicieron posible, de una manera u otra, y luego de arduas y largas negociaciones, vincular a la Argentina con los centros mundiales donde en este momento se está creando el futuro.

——————————–

ACTUALIZACIÓN: Las actividades de RETINA las asumió la Fundación INNOVA-T, en abril de 2007.

Se invita a visitar el Portal de Redes Avanzadas, a la siguiente dirección virtual: www.innova-red.net

(Red Nacional de Investigación y Educación de Argentina).

———————————-

FUNDACIÓN ANTORCHAS

Logo Fundación Antorchas

Carta enviada al diario La Nación por la Dra Emma Pérez Ferreira, el día 21 de octubre de 2003 –Sección: Carta de lectores –

Señor Director:

“En mi carácter de directora del Proyecto Retina, la red teleinformática académica que promueve la Asociación Ciencia Hoy, deseo adherir a los elogiosos comentarios acerca de la labor que ha cumplido y cumple aún en nuestro país la Fundación Antorchas, contenidos en nota editorial publicada por LA NACIÓN.

“Nada de lo logrado a partir de 1990, en cuanto a poner a disposición de nuestras instituciones académicas los medios para un acceso eficiente a Internet, hubiera sido posible sin el apoyo que nos brindó esa fundación para el lanzamiento del proyecto y hasta que obtuvo su autofinanciación en 1994.

“Pero, además, un nuevo subsidio de Antorchas nos permitió adherir al proyecto Ampath, para el acceso de las redes académicas latinoamericanas a Internet 2 y, por su intermedio, a las redes académicas avanzadas del resto del mundo. En efecto, desde diciembre de 2001 Retina se ha constituido en el nodo de comunicación de nuestro país hacia y desde las redes académicas avanzadas de todo el mundo que, tal su objetivo, pone a disposición de las instituciones académicas públicas y privadas de la Argentina.

“El apoyo de Antorchas nos permite, asimismo, participar activamente, junto con las redes académicas de Chile y Brasil, de la iniciativa de creación de una red académica latinoamericana, CLARA (Cooperación Latinoamericana en Redes Avanzadas) que habrá de conectarse, gracias a la cooperación de la Comunidad Económica Europea, con las redes académicas avanzadas de ese continente.

“De esta forma, y con su apoyo, se ha logrado mantener la comunidad científica y académica de la Argentina en el nivel de servicios de conectividad, cercanos al estado del arte en el resto del mundo y a punto de consolidar una infraestructura estable que permita un desarrollo adecuado de las comunicaciones.

“Vemos pues con tristeza que en algún tiempo más se apagará esa antorcha, pero nos queda el compromiso de seguir en la lucha por una argentina mejor, a lo que la fundación ha contribuido sin lugar a dudas.”

Dra. Emma Pérez Ferreira

21-10-03

——————————————————-

INTERNET PARA LOS CIENTÍFICOS

Hubo un tiempo en que Internet no existía en la Argentina.

Y cuando comenzó fue gracias a la labor de las universidades públicas, donde se tejieron las primeras redes académicas. Mucho antes de que nadie soñara con el correo electrónico en su hogar.

Buena parte de ese comienzo se debe a la labor de EMMA PÉREZ FERREIRA, quien consolidó un ambicioso proyecto de conectar a los investigadores argentinos con sus pares del mundo.

Pérez Ferreira nació en 1925 en Buenos Aires, y estudio Ciencias Fisicomatemáticas en la UBA, donde se doctoró en 1951.

Comenzó a trabajar en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en 1952.

Entre 1976 y 1985 condujo uno de los más importantes instrumentos de investigación en física del mundo: el proyecto Tandar, un acelerador electrostático de iones pesados.

En 1987, fue nombrada Presidenta de la CNEA.

Pero fue en 1990 que –convocada por las autoridades de la Asociación Ciencia Hoy- comenzó a dirigir el proyecto de su vida: Red Teleinformática Académica (Retina), un conjunto de enlaces de computadora entre universidades.

“Consolidar esa red llevó sus buenos años, por lo menos los diez primeros, y en eso la labor de Emma Pérez Ferreira fue fundamental”, recuerda Guillermo Cicileo, vicedirector de Retina.

Pronto, Retina se vio en la necesidad de aumentar su capacidad.

Fue entonces que Pérez Ferreira y su equipo debieron enfrentar un nuevo desafío: integrarse a la modernísima Internet 2, una red académica estadounidense de avanzada para la transferencia de grandes volúmenes de datos.

Esta tecnología permitía establecer videoconferencias, hacer diagnósticos remotos y hasta manejar un telescopio situado al otro lado del mundo. En diciembre de 2001, la Argentina se integró como Retina 2.

Gracias a la gestión de Pérez Ferreira, un año después Retina constituyó una alianza con 18 países de Sudamérica y el Caribe para lograr una interconexión de alta velocidad, denominada Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas (CLARA) y otra con la red europea mediante el proyecto América Latina Interconectada con Europa (ALICE).

Quienes la conocieron, cuentan que a sus casi ochenta años, Emma Pérez Ferreira era tan capaz, como lo había sido toda su vida, de soportar agotadoras reuniones cuando un proyecto la entusiasmaba.

Emma, como sencillamente la llamaban colegas y alumnos, murió en Buenos Aires el 28 de junio de 2005.

Nota publicada el día 17 de agosto de 2005, con informes de Marcelo Torres.

———————————————-

 

 

 

Entry Filed under: Personaje del mes

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed