Programa 132 Joven premiado por vincular el saber científico con la estética literaria.

mayo 24th, 2007

A Damián Galante le gusta imaginar cosas nuevas y mundos diferentes. Aprovechó así el concurso “La ciencia en los cuentos”, organizado por la Sección local de la Fundación Universidad de Salamanca a cargo de la Lic. Sonia Betancort Santos. Galante presentó una historia que sucede en un ámbito cotidiano pero que adopta un giro inesperado. El trabajo ganó el Primer Premio pero, Galante –estudiante de la Licenciatura en Ciencias Físicas y Matemáticas en la UBA- nos contó de sus dudas iniciales sobre poder cumplir con el rigor científico requerido en las bases. En el argumento aparecen agujeros negros y conceptos de relatividad y mecánica cuántica, que nuestro entrevistado trabajó con acierto en su cuento fantástico, donde autor y protagonista transmiten por igual la aventura del conocimiento literario y científico.

 

Folleto con las bases del Concurso ganado por D. Galante. Damián Galante, autor de Prohibido pasar, si desea volver. Cierre de la Semana de la Ciencia y entrega de premios. Sonia Betancort, Coordinadora del Concurso. Univ. de Salamanca
Premiados, ingenio joven para hacer literatura con temas científicos. Logo de la Universidad de Salamanca. Damián Galante leyó algunos párrafos de la obra ganadora.
Imaginación para crear mundos diferentes desde el saber científico.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA

 

Nuestro joven entrevistado confesó que desde chico le gusta..imaginar cosas nuevas, cosas diferentes, mundos diferentes”… y un día pensó en escribir una historia dentro de un ámbito cotidiano, como puede ser una casa”que es donde todo el mundo puede estar o vivir, pase algo raro, algo extraño”… que supere lo racional…(ráfaga)..la voz es de Damián Galante, quien participó de una propuesta de la delegación local de la Universidad de Salamanca, y ganó..”Primer premio de este concurso literario juvenil La ciencia en los cuentos, a la obra Prohibido pasar si desea volver… Señor Damián Andrés Galante”… anunció el locutor, al cierre de la Segunda Semana de la Ciencia organizada en Bs.As., por la Junta de Castilla y León, y por la Fundación General de la citada Universidad española..”La expectativa más bien era escribir. La motivación no era ni ganar ni nada sino más bien que fue una propuesta interesante para poner a los jóvenes que nos interesa la ciencia, la literatura”… a escribir. Y “de yapa: el premio”, se sinceró Damián…(ráfaga).. Nacido hace 19 años, participante en Olimpíadas nacionales e internacionales de Matemática y Filosofía, y con estudios en el Colegio Tarbut de Olivos, Damián nos contó..”actualmente estudio en la U., de CEyN de la UBA, la licenciatura en Ciencias Físicas y Matemática”… Estimulado siempre por sus padres y un tío, Damián confesó que desde chico oyó fábulas y cuentos..”Andersen, Perrault, los Hermanos Grimm”.. y siguió todo Julio Verne, y más tarde Isaac Asimov..(ráfaga).. Pero, aunque interesados en su biografía, preferimos hablar de la obra premiada..”Prohibido pasar si desea volver”… que, precisamente, nos aclaró Damián..”es lo que pasa en un agujero negro”.. Y que fue su primera imagen, ya que..”es algo que da como tema científico para hacerlo literatura y poder escribir”.. Sin embargo, Damián relató que tuvo sus dudas a la hora de poder cumplir con uno de los requisitos del concurso..”Hasta qué punto un cuento puede ser riguroso científicamente”… Y así se debió ingeniar para hablar de la relatividad y de mecánica cuántica..”por lo tanto, el desarrollo de la ciencia durante el S. XX, a través de algo tan simple como puede ser una casa y una puerta cerrada”… Porque, nos leyó su autor, el cuento ganador comienza así..”Nunca entres en ese cuarto. Que no se te ocurra abrir esa puerta. Son algunas de las recurrentes frases de mis padres sobre la misteriosa habitación que parecía ser el eje de rotación de toda nuestra casa”… Con esto, Damián Galante cumplía con una idea recurrente, ya que..”lo fantástico dentro de una casa siempre me resultó interesante”… Y para reforzar esa prohibición de los padres en la ficción, Galante autor eligió poner un cartel en la puerta de esa habitación, donde se lee..”Horizonte de eventos: prohibido pasar si desea volver” … Interesado en responder interrogantes, el personaje del cuento le confió esa frase a un bibliotecario amigo, quien..”Al final se dignó a hablar. El único lugar del que algo puede entrar y no puede salir es un agujero negro”… Y fiel al requisito del concurso literario sobre “rigurosidad científica”, Galante le hace decir al protagonista..”en el cartel de mi casa existían las iniciales H.E., Horizonte de Eventos. Y justamente el horizonte de eventos es la superficie límite del agujero negro, a partir de la cual ninguna partícula puede salir, ni siquiera las que viajan a velocidades tan altas como la de la luz”… Galante, si bien feliz por estar llevando a cabo su tarea creativa: un cuento fantástico a partir de un agujero negro..”concordaban a la perfección una idea con la otra”… sabía que no hacía más que aumentar los interrogantes del protagonista..”Aunque suene tonto, yo sabía que mi casa era una casa; ni una estrella, ni un planeta, ni una galaxia: una casa. ¿Cómo podían estos agujeros negros aparecer en mi hogar?”… Protagonista que se seguía preguntando..¿Cómo se puede pensar que adentro de una casa hay un agujero negro si son objetos que difícilmente se encuentran en el espacio?”… Y unidos –autor y protagonista- por una semejante necesidad de conocer..”eso básicamente es lo que hace un científico”… Galante dispuso que su criatura rompiera el cartel y abriera la puerta..”Después de todo, lo que decido hacer ahora, no se distancia mucho de la tarea de un científico: distinguir entre lo que es creencia y lo que es conocimiento probado. ¿Cuánto tiempo más podrían seguir las hipótesis? Alguien tenía que experimentar qué pasaba realmente”… Ya en el mundo real, y consecuente con la Editorial que se comprometió a publicar los cuentos ganadores del Concurso, Damián nos dijo…”El final lo dejamos en misterio”… Suerte de ingeniosa invitación de nuestro entrevistado, para que seamos nosotros también protagonistas y busquemos entrar sin prohibiciones en la fantástica aventura del conocimiento literario y científico.

 

 

LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA

Entry Filed under: Programas

1 Comment Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed