Programa 120 – La Argentina está pagando el haber despreciado el conocimiento

febrero 15th, 2007

Parece ficción que la Corea hiperdesarrollada de hoy tuviera como modelo educativo el de la Argentina, en los años 60. Aquel era un país preindustrial y aquí ya estaba el Conicet. Inexplicablemente, los poderes que se sucedieron descreyeron del conocimiento: se echó a César Milstein. La Noche de los Bastones Largos, el golpe militar del ´76, y el neoliberalismo de los años 90 completaron el cuadro negativo que se intenta cambiar. Fue una concepción errada que se tradujo en números negativos y en la crisis que padecemos. Entre tanto, el mundo desarrollado sigue demandando talentos, ya que los que produce son insuficientes. Al mismo tiempo, la Argentina está recuperando algunos que se fueron, y se esperanzan en un modelo que falta mejorar pero que los incluye.

Milstein recuerda una expulsión vergonzosa para el país. Barañao comenta que Corea adoptó nuestro modelo educativo. Filmus y una alegría efímera al comparar inversiones en ciencia.

Varotto afirma que lo económico no es la clave del éxodo de los jóvenes. F. Williams señala que es urgente equipar los laboratorios.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA

La competencia en la sociedad del conocimiento para por sumar talentos. Retenerlos, si existen, o conseguirlos si faltan..(ráfaga)..Aunque se reconoce el esfuerzo que hace el país para impulsar la innovación y las áreas de C y T, aún la inversión oficial es insuficiente e inferior, todavía más, en el sector privado..(ráfaga)..Por fortuna, estamos lejos de ese episodio que recordó alguna vez nuestro Premio Nobel, César Milstein, cuando el ministro Padrilla del entonces presidente Guido le dijo a él y a otros jóvenes investigadores del Instituto Malbrán..”pero ustedes son chicos muy buenos, científicamente de mucho nivel. En este país no tienen futuro, ¿por qué no se van?”.. Era todavía un tiempo notable en educación y en ciencias. Ëpoca en que la desarrolladísima Corea de hoy, miraba con admiración a nuestro país..(ráfaga).. Esto, nos contó Lino Barañao, se supo en septiembre de 2003..”vinieron funcionarios de Educación de Finlandia, Malasia, Tailandia, Corea. Y el delegado de Corea le decía a nuestro ministro de Educación que en los años 60 Corea miraba a la Argentina como el modelo a seguir por el alto nivel educativo que tenía”.. Corea era en los 60 un país preindustrial..(ráfaga).. Y fue durante ese encuentro de 2003 que el ministro Filmus vivió una frustración que siguió a un logro alcanzado a nivel local..”recién habíamos asumido y habíamos conseguido la duplicación del presupuesto para el año que viene en la Agencia que dirige Lino. Estábamos contentísimos, nos abrazábamos, porque habíamos pasado de 60 a 120 millones de pesos”.. Y con esa alegría, Filmus cuenta que se dirigió a la mesa de ministro de Educación visitantes. Allí..”el ministro de Corea empezó diciendo, mostrando los logros y terminó diciendo, bueno, porque este año hemos invertido 4 mil millones de dólares”.. Aquel país preindustrial que nos admirara, era en 2003 la Corea ahora admirada por nosotros. Una nación que privilegió el conocimiento y supo ser consecuente con el..(ráfaga).. Corea del Sur, país que –según el titular del BID, Luis Moreno, que nos visitó a fines de 2006- invierte 16 mil millones de dólares en I+D, mientras toda América latina invierte 12 mil millones, y una sola empresa norteamericana –como Ford- 8 mil millones de dólares..(ráfaga).. No son sólo números. Hablamos de una concepción que, por ejemplo, en los años 90..”en la época del neoliberalismo, cuando un investigador era pasible de ser mandado a lavar los platos”.. y se decía..”que la Argentina no era un país para desarrollar C y T., que podíamos comprar todo hecho”.. como forma de perpetuar el estancamiento, continuación de la decadencia que siguió a la Noche de los Bastones Largos y al éxodo de científicos tras el golpe de 1976..”qué fácil que es destruir algo, qué difícil que es reconstruirlo”.. Es esta historia y el embate de naciones como EEUU las que compiten con el presente argentino en ciencia..(ráfaga).. Porque EEUU sabe que está perdiendo competitividad científico-tecnológica respecto de países de Europa y del Sudeste asiático. Y mientras inicia un plan para mejorar la enseñenza de las ciencias en la educación básica, apareció un documento –a pedido del Congreso- para cubrir la urgencia de científicos. Allí se sostiene..”lo que tenemos que hacer es subir los salarios, abrir la inmigración, generar las condiciones para darle visas especiales, hacer lo posible para que los que vienen a estudiar acá no se vayan. Es decir, si no los podemos fabricar nosotros que nos lleva mucho tiempo, comprémoslo hecho, total estamos en condiciones de mercado”.. Esto, advierte el ministro Filmus..”implica una tentación mayor para nuestros científicos e investigadores para que se vayan fuera del país”.. Por esto la Argentina debe invertir y mucho. Formar y darle a los egresados la posibilidad de trabajar aquí. Como dice el doctor Conrado Varotto..”cuando usted mira los pibes que se van, se van porque por ahí el biólogo tiene posibilidades de trabar en cosas de avanzada, el físico lo mismo. Después lo económico ayudará pero no es la esencia”.. Idea compartida por el Dr. Federico Williams quien eligió volver de un porvenir venturoso en Cambridge para trabajar en el país. Pero muchas veces..”uno se encuentra con toda una falencia en lo que tiene que ver con infraestructura”.. Un asunto que las propias autoridades reconocen. Y es bueno, como paso previo a su solución..”ahora el principal problema tiene que ver que tenemos más investigadores, más jóvenes, más becarios. Pero no tenemos donde investigar”.. Es decir..”la posibilidad de tener los laboratorios, los espacios en las universidades, en los centros de investigaciones”.. y que si bien son datos preocupantes, responden a una crisis de crecimiento en un sector como el científico-tecnológico, postergado por años, y clave para salir en serio del atraso económico y social.

….LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA

Entry Filed under: Programas

2 Comments Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed