Programa 97 – El desafío de un argentino que dejó Cambridge para trabajar aquí.

julio 27th, 2006

Un joven científico argentino retornó al país dejando un notable futuro en Cambridge. Como investigador del Conicet hace su trabajo en una empresa privada.
Federico Williams nació en 1973 y se recibió de Licenciado en Química, en Mar del Plata, con un promedio de 9.48. Un rechazo para hacer su doctorado en el Conicet y la obtención de una beca lo llevó a Inglaterra para alcanzar aquel grado en físico-química en uno de los centros de la investigación mundial. En Cambridge estuvo Newton, se descubrió el electrón y el ADN, y trabajó nuestro premio Nobel, César Milstein. Y Federico Williams -que provenía del mundo de las ecuaciones y simulaciones- se apasionó por las observaciones experimentales: pudo ver y manipular átomos y moléculas. Pero después de 9 años allí, y de un futuro prometedor se sintió deudor de la educación recibida en su país, y volvió para volcar aquí sus conocimientos.

Williams habla de ciencia en Casablanca, cerca del Conicet Williams se destacó en Cambridge pero decidió volver Lugar de la entrevista, de acuerdo a las preferencias de Williams

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

……cortina……..LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA……..cortina………

 

Hoy destacamos un acuerdo firmado en 2006 entre TenarisSiderca y el Conicet, que implica llevar la ciencia a la empresa…Es un suceso capital para el desarrollo del país, porque vincula nuestro sistema científico-tecnológico con el sector productivo. Esto es, relaciona a los sectores público y privado para estimular una argentina productiva sustentada en el conocimiento, con el aporte de verdaderos talentos…” yo te digo, soy investigador del Conicet con lugar de trabajo en el Centro de Investigaciones de Siderca”… nos aclara el doctor Federico Williams, nacido en Mar del Plata, en junio de 1973, y que luego de 9 exitosos años en Cambridge volvió al país para hacer docencia e investigar. Williams confiesa su pasión por el fútbol y el rugby, pero también por la lectura y el cine antropológico…” me apasiona la comida, el cocinar. Los amigos. Las charlas infinitas. Las charlas de café”… Lo comentó, precisamente, en una confitería cercana al Conicet donde dialogamos para conocer algo de su rica historia personal…Siempre inquieto, curioso y preguntón, a Williams le gustaban todas las disciplinas…” yo quería estudiar literatura, filosofía, historia, antropología, sociología, matemática, física, química, biología, me apasionaba todo”.. Finalmente eligió y se recibió en 1996 de Licenciado en Química, con un promedio de 9.48. Pero fiel a sí mismo…” era ayudante-alumno en distintas materias. En ese entonces me apasionaban las materias teóricas.Las matemáticas.Y era ayudante en física I y física II”… De hecho…” mi primer Proyecto de investigación como estudiante avanzado en el último año fue en física. En física de superficies con el profesor Celso Aldao, que hace física”… colaborando con un grupo de EEUU. Una vez recibido, Williams quiso hacer el doctorado, pero en aquel entonces el Conicet no aprobó su plan de trabajo para ganar la beca de iniciación. Se argumentó que no era previsible…” que no se sabía hacia donde iba. Y en ese entonces comencé a escribir una respuesta que nunca envié, en la que decia: la ciencia en serio no puede ser previsible. Si uno está haciendo investigación y quiere explorar campos inexplorados no me pidan predicción”… ¿Cuál fue la enseñanza de esto?…” la vida siempre da revancha”… Porque en 1997, se presentó y ganó una beca de la Fundación Estenssoro de YPF, aún no privatizada…” pero la beca no era para realizar un doctorado en el país sino en el extranjero”… Una serie de circunstancias cambiaron su destino. Así, en lugar de ir a Minnessotta, EEUU, Federico Williams retornó luego de un viaje de un mes y medio a Inglaterra, a la Universidad de Cambridge…”fue en algún momento del 97 que llegué a Inglaterra, que volví, después de la estadía entre mayo y junio de ese año. Y me encontré con un mundo nuevo. No sólo con el mundo cultural nuevo y demás, sino en lo referente al trabajo. Porque el grupo donde yo iba a trabajar era un grupo experimental”… Era para hacer el doctorado en Físico-química, en el Departamento de Química, con el doctor Richard Lambert como Supervisor de Tesis…” yo venía del mundo de las ecuaciones, de las simulaciones, con computadoras y demás. Y descubrí un mundo fascinante que todavía me despierta muchas pasiones. Es el mundo de las observaciones experimentales y de ser capaz de ver cosas fascinantes en la naturaleza”…. Williams trabajó en su temática de Superficies pero desde otro ángulo. Con técnicas que le permitieron ver y manipular átomos y moléculas…”Yo hice mi doctorado en un tema específico pero después este grupo y este ambiente me dio la posibilidad de cubrir un rango muy amplio de temas”… Distintas becas de la Argentina y de Inglaterra, le permitieron terminar el doctorado tras de 2 años y 10 meses, durante los cuales trabajó mucho en un ambiente donde había…”mucho dinamismo intelectual, cambio de ideas y que me brindó todos los recursos y facilidades”… En Cambridge, estuvo Newton…”ahí descubrieron el electrón, el ADN. Milstein ganó el Premio Nobel”… y Williams recuerda que fue en Cambridge donde ganó una beca para hacer investigación…”me fue muy bien. Exploré un montón de caminos distintos. Concursé por un cargo docente en la U., para seguir haciendo docencia pero ahora como ya recibido, y lo gané”… Pero nos confiesa que hubo un día, en Cambridge…”con 31 años, después de haber estado casi 9 en ese lugar, preguntándome porqué hago las cosas que hago y las estoy haciendo aquí. Aparece otra bisagra en mi vida donde me ofrecen quedarme en el lugar al infinito”… Un hecho que aumentó las preguntas…”¿Qué estaba persiguiendo?¿Tengo intenciones de quedarme acá?”… Nos cuenta Williams que extrañaba su identidad cultural, el castellano, a su familia y amigos. Y la necesidad de responder a un compromiso social…”yo recibí una educación pública, gratuita, que con todas las dificultades que tiene la sociedad argentina, me financió y me brindó. La gente que no pudo mandar sus hijos a estudiar por la situación social y paga impuestos, financió mi educación, en parte”… Así las cosas..”a comienzos de 2005 estaba preparando los papeles para competir y solicitar mi ingreso a la carrera del Conicet para poder hacer ciencia en la Argentina, y poder educar y dar clases y enseñar en Universidades argentinas”… En este punto, Federico Williams confiesa las dificultades existentes para hallar un lugar donde trabajar…”es decir, dónde volver”..) Una situación que -precisamente- busca superar el Conicet con su programa investigadores en empresas, y cuyo acuerdo firmado con Tenaris Siderca es un ejemplo que nos permite ver con optimismo el futuro, el cual analizaremos en nuestro próximo programa.

 

……cortina……LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA….cortina……….

Entry Filed under: Programas

1 Comment Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed