Programa 91 – Acuerdos con privados y con el exterior para hacer ciencia en la Antártida.

mayo 11th, 2006

La ciencia argentina en la Antártida incluye acuerdos entre el Estado y empresas privadas. También hay trabajos conjuntos con España e Italia.
El doctor Sergio Marenssi nos cuenta proyectos encarados por el Instituto Antártico Argentino con la empresa Biosidus para el estudio de bacterias capaces de degradar hidrocarburos, entre otras aplicaciones. Con España, explica, hay un convenio por el tema ozono, y varios con Italia. Entre otros, cita la instalación de una red de estaciones sismológicas. Marenssi repasa otro programa científico antártico argentino que incluye las ciencias biológicas, especialmente la vida en el mar antártico, y el estudio de las aves. Y resalta el seguimiento de la población marina animal cuya disminución se puede deber al cambio climático o a la sobrepesca. Este no es un tema menor ya que el reclamo puede adoptar ribetes diplomaticos.

Marenssi consulta los acuerdos internacionales de su Dirección Trabajar en Antártida requiere dinero y alta capacitación

El rompehielos Alte Irizar navegando en aguas antárticas

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

…………cortina………LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA……cortina…….

Ya vimos la importancia que tiene el continente antártico como formador de climas en todo el planeta, y algunas de las tareas científicas encaradas allí por el Instituto Antártico Argentino …(ráfaga)…El doctor Sergio Marenssi, su Director, destacó también un convenio firmado con la empresa argentina Biosidus..“donde investigadores del I.A., y B. están haciendo un estudio genómico de bacterias antárticas”… Son bacterias capaces de degradar hidrocarburos a temperaturas antárticas con importantes aplicaciones como la bio-remediación del suelo..“suelos contaminados y que en vez de usar un producto químico que si bien saca el petróleo y el hidrocarburo contamina de otra manera, usan un agente natural como serían bacterias que degradan el h. y que limpian el derrame. Y como las bacterias antárticas lo hace a muy baja temperatura no tendrían problema de actuar en ningún ambiente”… Entre los acuerdos internacionales Marenssi resaltó dos:..“tenemos un convenio muy importante con España en el tema ozono. Ellos han puesto equipos de ozono de sondeo en 3 bases antárticas argentinas: Marambio, San Martín y Belgrano. Y junto con el BAC, que mide el o. del SMN en Ushuaia, hacen un conjunto estupendo para estudiar el fenómeno del agujero de la capa de ozono”…con equipos operados por técnicos y científicos argentinos y datos compartidos…“en tiempo real vía internet tenemos los datos en argentina y lo tienen en España”… En Europa..“con Italia también tenemos convenio de cooperación en varios ámbitos. Uno es de Atmósfera también, sobre todo mediciones de CO2 en base Jubany. Y otra es de ciencias de la Tierra”… Marenssi enumeró una red de estaciones sismológicas..“tenemos 3 sismógrafos en la Antártida. Uno en base Jubany, uno en base Esperanza y otro en Orcadas que se complementan con 2 sismógrafos en Tierra del Fuego”… Otro importante programa científico antártico argentino incluye las ciencias biológicas que allí mucho tienen que ver con el mar. Porque en el sector antártico..“no hay vida terrestre importante. No hay plantas vasculares, superiores, y no hay mamíferos. No hay vida que se sustente sobre la tierra. Es decir, lo que hay es en las costas y que necesita sí o sí de una etapa en el mar para su vida. Sí? Entonces, se concentra mayormente la riqueza de al A., o la vida en la A., en el mar”… Marenssi relató que hay especialistas argentinos que estudian las aves, especialmente pingûinos..“tenemos especialistas que estudian los peces antárticos que tienen gran importancia comercial. Especialistas que estudian leopardos, lobos, elefantes marinos…cómo se comportan. Contarlos. Saber si disminuyen o aumentan las colonias. Que eso lo podemos vincular al cambio climático. Todos estos grupos se interrelacionan”… Es la famosa cadena trópica o ecosistema antártico, donde ninguna especie es independiente porque..“si los peces disminuyen, disminuye la comida que tienen las focas. Si el krill disminuye, disminuye la comida de los pingûinos”… Y entonces, dijo Marenssi, cabe un interrogante importantísimo..“por qué disminuye? Es una consecuencia natural del cambio climático o es una consecuencia de la sobrepesca”… Si pasa esto, la pregunta es quién está pescando ahí sin respetar una Convención destinada a la conservación de los recursos biomarinos para la cual se asignan cuotas. Porque..“o se están equivocando en asignar cuotas o hay alguien que está pescando más allá de la cuota. Es decir, cómo estudios científicos que pueden parecer aislados, que no tienen nada que ver con nada -de peces, por ejemplo- nos pueden llevar al plano político económico en una Convención internacional que asigna cuotas de pesca en el océano austral”…Convención que se reúne cada año en Tasmania -explicó Marenssi- y que no sólo legisla para el Sector Antártico sino que llega más al norte, hasta la llamada Convergencia..“y la C. antártica a la altura de sudamérica llega a tocar las islas Georgias. Por lo tanto, aquí estamos mezclando los problemas de ecología de peces, cuotas de pesca y un problema político que tenemos con la disputa con el Reino Unido”… Marenssi -con importantes antecedentes docentes, científicos, en cargos institucionales y con cerca de 20 campañas antárticas- recordó que esas disputas llegan a niveles diplomáticos internacionales con una herramienta principal..“cuando uno va a negociar algo tiene por detrás la herramienta, el poder, que es el conocimiento. La ciencia por detrás como elemento de poder. El stock de peces de tal especie está disminuyendo o no? Sí. ¿Cómo lo sabemos? Y porque hay 10 trabajos publicados por argentinos en las mejores revistas del mundo en donde demuestran que tal y tal y tal, sí. Con eso va el político, el diplomático”… Marenssi habló también de la urgente necesidad de contar con más presupuesto así como de incorporar más personal, un tema nada fácil...”porque si un día nos dan 10 personas, no solucioné el problema. Porque a esas personas las tengo que llevar a A. ylas tengo que entrenar. Y para hacer eso tengo que tener gente propia, experimentada que esté en condiciones de ir a la A. y entrenar”… Es la llamada masa crítica..“la m. c., que todavía la tenemos pero si dejamos pasar mucho tiempo y toda esa m. c., se jubila, no va a haber quién entrena a los jóvenes”… Así las cosas..“el tema personal, igual de importante que el tema presupuestario es más complejo y me preocupa más”… Marenssi elogió finalmente un convenio de becas cofinanciadas con el Conicet, 6 investigadores jóvenes que se están formando en la temática antártica, y una convocatoria federal a institutos, universidades o centros de investigación interesados en aportar al proyecto antártico argentino gente de alta calificación profesional.

……LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA….

Fotografía del Rompehielos Alte Irizar, publicada en folleto de la Dirección Nacional del Antártico.

Entry Filed under: Programas

2 Comments Add your own

  • 1. Laura Barreiro  |  mayo 14th, 2007 at 11:13 AM

    Por favor, quisiera saber el nombre de la bacteria que degrada petróleo en la Antártida.
    Desde ya, muchísimas gracias.

    Laura Barreiro

    P.D.: En “porqué disminuye?” por favor, incluyan el signo de interrogación de apertura y separen “Por qué”. Es una pena encontrar esta pequeñez en una página tan interesante.
    Cordialmente,
    LB

  • 2. Ciencia Argentina en la v&hellip  |  junio 3rd, 2007 at 6:53 PM

    […] en los que participó: 89, 90, 91, […]

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed