Programa 82 – Centro modelo en Investigaciones Bioquímicas.

noviembre 20th, 2005

El Instituto Fundación Leloir es un centro modelo en investigaciones bioquímicas que cuenta con amplio reconocimiento mundial.
Llamado Campomar en homenaje a su fundador, hace pocos años tomó el nombre del premio Nobel argentino que lo dirigió durante casi cuatro décadas. La sede actual se ubica en Parque Centenario y ha crecido de sus cinco miembros iniciales hasta los 180 investigadores de hoy que conforman 22 grupos de trabajo; más 85 estudiantes que hacen allí su tesis doctoral. Esto lo enumera el doctor Armando Parodi. Dice que reciben aportes privados y de Institutos de primer nivel, que varios trabajos han sido publicados en destacadas revistas internacionales, y relata con orgullo el regreso de científicos argentinos que decidieron volcar así su esfuerzo en mejorar la ciencia en el país. Posee patentes y hay otras en trámite, y firmó acuerdos biotecnológicos.

Entrada principal: Fundación Instituto Leloir. Parque Centenario. El Dr. Parodi cuenta la historia del Instituto Fundación Leloir Estudio con microscopio. Foto: publicación Noticias Leloir.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

…..cortina…….LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA….cortina………

Destacado docente e investigador, premiado en el país y en el exterior, el doctor en química Armando Parodi es hoy Presidente del Instituto Leloir y quien habló de sus orígenes, presente y porvenir..”fue fundado en el año 47 con el nombre de Instituto de Investigaciones Bioquímicas Fundación Campomar. Es una Fundación privada y ya el nombre inicial refleja la relación entre la industria y la investigación básica”. Creado por la contribución de empresarios textiles, su primera y modesta sede -en Palermo- fue donde Luis Leloir y su equipo..”realizaron los descubrimientos que posibilitaron la obtención del Premio Nobel de Química 1970″. Trasladado en 1958 al barrio de Belgrano, el Instituto encontraría su lugar definitivo en 1984, frente al Parque Centenario..”donde ya tiene 6 mil mts de superficie. Que fue diseñado para un laboratorio de investigaciones”… y construido con aportes públicos y privados..”más o menos el 50% es de origen estatal y el 50% de origen privado, de innumerables donantes argentinos y extranjeros”. Parodi, Investigador Superior del Conicet y Miembro Extranjero de la Academia de Ciencias de los EEUU, citó el reducido número de 5 miembros iniciales que constituyeron el equipo de Leloir, y se enorgullece de ver crecer al Instituto..”actualmente hay cerca de 180 investigadores, 22 grupos distintos de investigación, alrededor de 85 estudiantes que hace su tesis doctoral. Y el resto son investigadores ya formados que forman la planta permanente del Instituto”… que hace pocos años cambió el nombre “Campomar” por “Leloir”, precisamente en honor de quien lo dirigiera durante cerca de 4 décadas ..(ráfaga)..Antes de contar la renovación llevada a cabo en los últimos años, el doctor Parodi citó con orgullo la Biblioteca y las distintas áreas de estudio..”grupos que trabajan en neuro-biología, en función y diferenciación celular, terapia génica, biología estructural, oncología, enfermedades de origen parasitario -microbiano y viral- en biología vegetal. Es decir, cubrimos una gama muy amplia en la investigación en ciencias biológicas”. Entre las nuevas medidas adoptadas figura..”una evaluación periódica de expertos extranjeros de la actividad del Instituto en general y de los diferentes grupos en particular. La primera tuvo lugar en 2001, la segunda en 2004 y esperamos seguir teniendo una evaluación cada 3 años”. También habló de la autonomía financiera alcanzada gracias a dos grandes donantes: Carlos Campomar y el Ing. Norberto Piú; y al aporte de la gente..”hay mil o más personas que dan desde 3 o 5 pesos por mes, automáticamente, y eso es solamente un símbolo del aporte comunitario nacional al desarrollo del Instituto”. El doctor Parodi se detuvo también en un plan de repatriación de 6 jefes de investigación de no más de 40 años..”científicos argentinos ya establecidos en EEUU o en Europa han aceptado volver a la Argentina, a nuestro Instituto para volcar su esfuerzo en el mejoramiento de la ciencia en el país”… y que llegaron merced a importantes subsidios. Por ejemplo, del Howard Hughes Medical Institute de los EEUU, el Welcome Trust del Reino Unido, y..”una asociación llamada Friends of Instituto Leloir con el fin de recolectar fondos en los EEUU de Norteamérica”. Así, las sumas con que se financian proyectos de grupos o individuales aumentan..”el trienio 2003 al 2005 subimos a 10 millones 710 mil pesos, de los cuales el 60% es de origen extranjero y el 40% de origen nacional”. El reconocimiento a nuestros investigadores, reveló Parodi, no sólo se aprecia a través de premios..”en el quinquenio de 2000 a 2004 se publicaron 116 trabajos de los cuales 109 eran revistas internacionales de mucho prestigio”. Antes de referir la nueva etapa de emprendimientos biotecnológicos, el doctor Parodi ponderó un cambio de mentalidad que tiene que ver con las patentes ..”en general éramos no se si ingenuos o idealistas. Y publicábamos inmediatamente los resultados obtenidos”… perdiendo la capacidad de patentarlos..”un caso clásico es el de Cesar Milstein que ganó el Nobel por el desarrollo de los anticuerpos, la técnica para obtener anticuerpos monoclonales”… que publicó en la revista Nature en 1975 sin pensar en patentar..(ráfaga)..Lo cierto es que hace unos meses el New York Times refirió la donación de 100 millones de dólares hecha a una universidad por un investigador que obtuvo pingûes ganancias al patentar un anticuerpo monoclonal -la técnica desarrollada por Milstein- contra la “necrosis factor alfa“…(ráfaga)…El doctor Armando Parodi dijo que el Instituto Leloir sigue reclutando científicos de primera clase..”hemos invertido cerca de 300 mil dólares por año para reequiparnos, estamos ampliando y remodelando el edificio del Instituto, proseguimos con las evaluaciones internacionales, asegurarnos el financiamiento para estas tareas e interesar al factor empresario”. Y contó que en los últimos años..”hemos pedido 7 patentes internacionales, hemos firmado 10 acuerdos con empresas que han resultado para el desarrollo biotecnológico”. La más reciente, con el Instituto Weizmann de Israel, que por su característica especial será motivo de un capítulo distintivo de nuestro ciclo.

…….cortina…….LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA…cortina….

Entry Filed under: Programas

1 Comment Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed