Programa 44 – Los medios de comunicación, y el debe de un papel activo que cumplir.

febrero 13th, 2005

Los medios de comunicación audiovisuales están lejos de cumplir un papel activo para que la gente conozca y exija los cambios necesarios.
Políticos, científicos e intelectuales coinciden en que los mensajes soslayan la urgencia de incorporar el conocimiento a la producción, única manera de aumentar la riqueza real del país y mejorar la calidad de vida de la población. Se invita en ellos a consumir noticias más que a entender los hechos históricos, privilegiando un contenido donde “la intensidad polémica” está por encima de la “calidad polémica”. Y resulta aleccionador el concepto del Doctor Sadosky, para quien si no existe conciencia nacional de un problema un pequeño grupo no puede modificar la historia. Con autoridad, sugiere que “es la sociedad entera la que tiene que vivirlo” y un buen instrumento sería la participación de comunicadores comprometidos con esa idea.

Aguinis: la riqueza de las naciones está en el conocimiento Filmus: un ministro que conoce el valor de la C y T Tangelson y la crítica por el acento en la noticia circunstancial

Sadosky y la tarea en conjunto para superar problemas Floria y la palabra como estimulo para debatir los problemas Por un debate de calidad polémica en los medios, dice Kovadloff.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

…..cortina……..LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA…..cortina………

Salvo excepciones, los medios de comunicación locales están lejos del debate de asuntos cruciales para un futuro argentino mejor…(ráfaga)…Si nos centramos en la economía, la pregunta es qué tiempo se le otorga a un tema como la incorporación del conocimiento en la producción, crucial en las naciones desarrolladas. Porque como afirma el escritor Marcos Aguinis…“la riqueza de las naciones hoy en día depende del conocimiento. De la técnica, de la ciencia, de la cultura. Ahí está la riqueza”… Sabemos lo que es Japón, pero entre 1945 y 1960 perteneció a la llamada Asia empobrecida con un ingreso per capita menor a 500 dólares, la mitad del que hoy tiene Bolivia…(ráfaga)…Carente de recursos naturales, al igual que otras naciones de la región como Corea del Sur o Singapur;también EEUU en América, y países europeos -ahora con Irlanda y Finlandia como referentes- entendieron que el valor que hace crecer la economía y el bienestar de la gente está en la inteligencia, en el conocimiento que agregamos a la naturaleza…“si nosotros no fortalecemos el área científico-tecnológica no tenemos posibilidades ni de competir internacionalmente, ni de generar riqueza, ni de mejorar la calidad de vida de la población”… se sinceró la diputada radical Lilia Puig, en coincidencia con el ministro de Educación…“hoy en día no ser colonia, hoy en día ser países independientes, ser países soberanos, es apostar al conocimiento, a la ciencia y a la tecnología”… El licenciado Daniel Filmus habló al inaugurar un importante encuentro abierto al público y al periodismo sobre ciencia, tecnología y sociedad que durante cuatro días tuvo lugar en el predio ferial de Palermo con presencia de científicos argentinos y brasileños…“creemos que estamos discutiendo de futuro. Estamos definiendo cómo van a vivir nuestros pueblos durante las próximas décadas”… Sin embargo ninguno de esos temas llegó al gran público…“hay un proceso de transformación internacional. Hay veces que no tomamos conciencia de los hechos históricos. Somos una sociedad que consume noticias”… lamentó el economista Oscar Tangelson, para quien aspectos que merecerían ser transmitidos a una vasta audiencia incluida la propia clase dirigente, se desvanecen en manos de los propios comunicadores…“entonces, la noticia de lo inmediato, de lo circunstancial cobra el 90% sino el cien de los medios de comunicación y del interés de la sociedad”… Parecería que los responsables de los medios en la Argentina no están interesados en fortalecer un valor clave…“la capacidad crítica. La posibilidad de ir instaurando en nuestra sociedad un debate de calidad polémica no solo de intensidad polémica”… una práctica que al decir del filósofo Santiago Kovadlof posibilite…“que los hombres y mujeres que discutan compitan por ideas más hondas y no por el impacto sobre la sensibilidad del oyente o del televidente”… Y la economía del conocimiento y su incidencia en el desarrollo necesita tener un espacio. No todo puede ser la coyuntura, y el buen o mal humor del y con el FMI…(ráfaga)… Hay que hablar de la urgencia por invertir en Investigación y Desarrollo -el famoso I+D- ; hay que hablar de la buena tradición científica argentina, pero también de que el 40% de nuestra excelencia en recursos humanos trabaja para las naciones adelantadas tras abandonar un país que no los consideró: hay que hablar del compromiso del Estado, pero también del gran ausente: el aporte empresario privado, casi inexistente en la Argentina. ¿Qué pasa que medios y comunicadores de primer nivel y popularidad no atienden este asunto central?…“hubo una unanimidad total. Ninguno consideró que era un tema que interesaba”… Nos recordó al respecto un episodio de 1983 el doctor Enrique Belocopitow al entrevistar a editores de primer nivel para alentar la formación de periodistas en áreas de ciencia y técnica. Sentencia de hombres que manejaban las líneas editoriales e informativas hace sólo 21 años, despreciando una realidad que ya por entonces era la razón de ser de los países competitivos y exitosos. Por su parte, siempre preciso en las ideas, el doctor Manuel Sadosky afirmó que…“si no hay conciencia nacional de un problema, un pequeño grupo no puede modificar la historia. La historia excede los marcos de la universidad, es la sociedad entera la que tiene que vivir el problema”… Según explicó el licenciado Arturo Prins: la Argentina es pobre porque decidió serlo al darle la espalda al conocimiento, al no ser capaces de tratar como tema de Estado qué sucede con ese ahorro de 105 mil millones de dólares de argentinos que están en el exterior alimentando otras economías y sistemas científicos…“estamos seguros que la posibilidad de ampliar el horizonte de la ciencia, la posibilidad de que todo el mundo se entere por qué es importante invertir en ciencia y tecnología. Porque si no invertimos en ciencia y tecnología tendremos muchas dificultades para desarrollarnos como Nación y como región”… dijo el ministro Filmus. Nosotros también pensamos en ese compromiso que representa pensar e informar a partir de la palabra, un don sobre el cual habló con preocupación el politólogo Carlos Floria.. “lo primero que pasa es que la palabra está devaluada. Es decir, en términos generales la devaluación de la palabra es uno de los graves problemas culturales de la Argentina”… Que se manifiesta en los medios cuando se habla de los problemas sin debatir el justo acento para poder solucionarlos.

……LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA….

Fotografías: Marcos Aguinis: Daniel Merle, Revista La Nación; Carlos Floria: Fabián Marelli, diario La Nación; Santiago Kovadloff: diario La Nación.

Entry Filed under: Programas

5 Comments Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed