Programa 41 – Somos pobres, es por la diferencia entre ventas baratas y compras caras.

diciembre 12th, 2004

Hay crisis porque somos pobres, resultado de una diferencia de caja entre ventas baratas y compras caras.
El Lic. Arturo Prins lamenta nuestra dependencia tecnológica que es resultado de malas políticas que no han sabido o querido utilizar a nuestros mejores científicos y tecnólogos. Recomienda comparar el caso con Brasil, y la importancia no sólo empresarial sino social que implica invertir en investigación y desarrollo. Lamenta la ausencia de una generación como la que germinó aquí en la segunda mitad del siglo XIX, con “hombres que cambiaron un país”. No hemos sabido crear una industria con valor agregado, tarea que requiere de los particulares aunque hoy sea el área estatal el que promueve empresas de base tecnológica. El futuro pasa por torcer un modelo que exportó capitales empresarios, y alentar el conocimiento local.

Prins, en su despacho de la Fundación Sales. Prins, y el error como país de vender barato y comprar caro.  

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


………cortina………LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA….cortina……..

Reconstituir la economía de un país como la Argentina es una tarea difícil.(ráfaga).. Hacerlo será posible si se acierta el diagnóstico, previa comprensión del problema…“¿Por qué hay crisis? Y porque somos pobres”… Aunque pocos analistas y comunicadores lo señalen, esto pasa porque..“vendemos bajo valor agregado y compramos alto valor agregado. Esa diferencia de caja es la que produce nuestro déficit y nuestra pobreza”… La explicación nos la dio el licenciado Arturo Prins, estudioso en temas de economía del conocimiento y Director Ejecutivo de la Fundación Sales, quien utilizó 5 palabras para centrar el tema..“nuestra gran dependencia es tecnológica”… El ejemplo cercano usado por Prins fue el proceso privatizador argentino de los años 90 que también encaró Brasil pero con reglas de juego distintas…(ráfaga)…A través de leyes llamadas de “urgencia constitucional” logró que las empresas transnacionales invirtieran en investigación local en vez de hacerlo solamente en sus centros matrices…“y es ahí donde Cardoso, en 1999, a través de un trabajo que dirige el ingeniero y economista Carlos Américo Pacheco en el Ministerio de Ciencia y Técnica, genera una reforma, precisamente para financiar a las empresas innovadoras que son las que producen el crecimiento económico a partir de la incorporación de conocimiento, y esto lo hacen a partir de las privatizaciones en Brasil”… Prins se preguntó a qué costo se hizo la privatización de los distintos servicios en la Argentina que aunque mejoraron su prestación cotidiana…“hoy se están discutiendo las tarifas porque el país no está en condiciones de enfrentar una compra de tecnología por servicios públicos de esa naturaleza”… siendo testigos de un tironeo en donde…“las empresas quieren más tarifas, el país no puede pagar más tarifas. Las empresas venden tecnologías. El país no puede comprar estas tecnologías…Entonces, es insoluble”… Nuestro entrevistado calificó como una pena que la Argentina haya invertido en educación y en ciencia para terminar comprando la ciencia afuera… “las privatizaciones -con tanta dependencia tecnológica de afuera- deberían ser transitorias. Más bien llegarse a un punto o a un acuerdo en que estas empresas que traen capitales y demás se asocien también a la tecnología local, en países como los nuestros que tienen una base científica interesante”… Luego de comentar: “pareciera que Brasil ha tenido una dirigencia política más permeable a las buenas ideas”, Prins sostuvo lo siguiente: está comprobado que la ganancia que deriva de la inversión en investigación y desarrollo no es solamente empresarial, sino mayormente social…(ráfaga)…Dijo que el país debe plantearse objetivos importantes, y andar en ese sentido…“eso fue lo que hizo grande a la Argentina a principios del siglo XX. Porque cuando uno mira lo que hicieron Mitre, Avellaneda, Sarmiento, todos esos hombres cambiaron un país. O sea, cuando se proponen hacer el país agroexportador era una revolución”… Una actitud creadora -dijo Prins- que no hemos repetido. Nos faltó una generación capaz de una nueva argentina que se sumara a la anterior. E insisti󅓝somos un país con recursos naturales pero pobre. Porque hoy la riqueza no la constituye, como antes, solamente el recurso natural”… Este es el déficit de la Argentina…“que en 100 años no ha sabido crear una industria de alto valor agregado…Exportamos alrededor de un 14% con alto valor agregado, que es muy bajo”… Lo concreto es que…“no hay una agroindustria mayúscula en la Argentina. Tenemos una dependencia en eso muy grande. En este momento la economía depende de la soja y si Monsanto baja el dedo nos quedamos sin la soja, no. Por un tema de royaltie, de patente, de protección de un conocimiento que esa empresa generó por inversiones de muchos años”… Se trata de asuntos que podríamos haber hecho nosotros pero no hicimos…“y son consecuencias muy delicadas que tenemos que enfrentar”… Al consultarle sobre la tarea que desarrollan los responsables de las áreas de ciencia y técnica del Estado el licenciado Prins respondió …“constituyen el mejor equipo que hemos tenido en educación y ciencia en las últimas décadas. Yo he conversado con ellos, leo sus propuestas y las iniciativas que toman”… pero lamentó que esas ideas no se hayan hecho carne todavía en otras áreas relevantes en el más alto nivel político, en el Parlamento y en el sector empresario…“no está el sector privado, que está mucho más atrasado y ausente que el Estatal”… Lamentó también que nuestras grandes empresas no inviertan en investigación y desarrollo, al igual que las medianas y pequeñas. Y esto importa porque…“este es el paso. La única forma de que mejore la industria es que incorpore conocimiento y tecnología, que incorpore inteligencia”… Al comentar la razón de nuestra crisis Prins dijo que tenemos un modelo que exportó capitales empresarios, y que le dio la espalda al conocimiento…“entonces, un país que ha puesto la mejor inteligencia afuera. Que la regala, la expulsa. Y un país que tiene grandes capitales invertidos en el exterior, obviamente es un país pobre”… Sobre el triste “privilegio” argentino de contar con uno de los porcentajes más altos del mundo de migración de científicos…“ya ha habido advertencias de organismos internacionales que argentina debería atender esta situación y seguramente recibir un pago por el científico que forma y regala. No lo hace en el fútbol, no lo hace en el básquet, no lo hace en actividades que son de menor valor económico”… Como dato positivo, Arturo Prins citó el interés de la Secretaría de Ciencia y Técnica en promover la creación de empresas con base tecnológica capaces de cambiar el perfil productivo argentino…(ráfaga)…Para esto tuvo lugar un Foro de Capital de Riesgo. Inversores y empresarios analizaron la posible cooperación entre el sector público y privado en áreas de alto crecimiento como biotecnología, software y medicamentos. Un paso alentador para cambiar un sentido que hoy por hoy, nos está condenando a la decepción y al fracaso.

……cortina……..LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA…..cortina………….

Entry Filed under: Programas

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed