Entradas de archivo para octubre, 2004

Programa 35 – Un tiempo en que la Argentina no estaba lejos de ser un país desarrollado.

Hubo un tiempo en que se pensaba que la Argentina no estaba muy lejos de ser un país desarrollado.
Es la revelación personal del Doctor Patricio Garrahan que así lo experimentó al retornar de su estudio de postgrado en el exterior, hace sólo 40 años. Nos cuenta que la paradoja es que muchos talentos formados aquí se van al exterior dejando huérfano al sistema. Esto hay que revertirlo estimulando áreas como la ingeniería genética que se sitúa en el umbral de aplicaciones de interés personal, comercial y humano. Sostiene que la Argentina debe fortalecer la información dirigida al desarrollo de políticas públicas, para saber qué áreas hay que desarrollar y para lo cual es fundamental consultar al sector científico. Resalta, asimismo, aciertos de gestión en algunas áreas y subraya sectores cuyo apoyo excede los tiempos políticos.

(más…)


Programa 34 – Nanotecnologías, un área en la que también incursiona nuestro país.

La Argentina también incursiona en el área prometedora de lo infinitamente pequeño.
Son las nanociencias o nanotecnologías que trabajan con cifras incomprensibles, como que un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro. El doctor Alberto Lamagna acota que es estar hablando de una nueva frontera del conocimiento que se necesita adoptar por las implicancias económicas en temas vinculados con los nuevos materiales, la medicina y la salud. Por ejemplo, pinturas que nadie podrá rayar y moléculas que destruirán células malignas. Señala que la alta tecnología que manejan esas disciplinas les asegurará a los países rangos de independencia mayor. En la Argentina son varios los lugares donde se investiga: desde narices electrónicas para olfatear drogas hasta sensores satelitales, para citar sólo dos casos. (más…)


Programa 33 – El campo argentino cuenta con baja inversión local en ciencia y tecnología.

La ventaja comparativa del campo argentino no se compadece con la inversión local en ciencia y tecnología para dicho sector.
El doctor Martín Oesterheld ejemplifica que la multinacional Monsanto invierte en investigación 500 millones de dólares anuales mientras que el Estado argentino sólo 80, frente a los 85 millones de la Universidad de Iowa, en EEUU, y los 420 de Brasil. Tampoco ayuda nuestro sector privado, que apenas invierte 20 millones. También advierte nuestra dispar proporción entre el tercer lugar mundial como exportadores de soja y la baja cantidad de artículos científicos, delatando un menor componente nacional en agricultura. Sueña con científicos argentinos haciendo proyectos que respondan a necesidades, y con empresarios demandando conocimientos en un contexto de fuerte apoyo a la investigación pública y privada. (más…)


Programa 32 – La bioética, y su reflexión sobre técnicas capaces de crear controversias.

Hay una disciplina que reflexiona sobre el uso de técnicas que, aplicadas a la salud de los seres vivos, pueden despertar controversias
Es la bioética, que -entre otros- trata temas como la eutanasia y la clonación terapéutica o reproductiva. Nuestra guía es la Doctora Florencia Luna -presidenta de la Asociación Internacional- quien también se interroga si en aras de la globalización se pueden soslayar soluciones a problemas que afectan a sectores marginados en un mundo desigual. El asunto incluye la investigación para desarrollar tecnologías distintivas que deberán encarar los Estados a falta de empresas privadas decididas a invertir. Preocupada por esa desigualdad, Luna cree, sin embargo, que algunos males -como el sars- que despiertan temor y se propagan rápido quizás lleve a la gente común bien informada a presionar para que se adopten mejores políticas. (más…)


Programa 31 – La preocupación por la ciencia y la técnica debe exceder su propio ámbito.

Es un grave error creer que el tema científico-tecnológico sólo le debe preocupar a la comunidad científica.
Debería interesar a toda la comunidad -clase política incluida- porque sin su desarrollo no hay posibilidad de competir en el mundo, ni generar riqueza, ni mejorar la calidad de vida de la población. La doctora Puig de Stubrin (presidenta de la Comisión de C y T de Diputados) también habla de la urgencia por mejorar la información de la sociedad para que ésta sea capaz de exigir a los legisladores respuestas precisas a problemas concretos basadas en el conocimiento y no en el miedo. Reconoce, asimismo, que una vez resuelto el alto endeudamiento externo recién podremos planificar a largo plazo explicando hacia dónde vamos.

(más…)