Programa 29 – El aporte argentino a la paz y a la ciencia, en la Antártida.

septiembre 19th, 2004

La Argentina en la Antártida tiene mucho para aportar a la paz y a la ciencia. Las consignas asignadas al continente blanco.
El Director Nacional del Antártico, doctor Mariano Mémoli, hace un balance de nuestra presencia allí -desde 1904, la más antigua de manera continua- sobre la defensa en la protección ambiental y la no proliferación nuclear. Recuerda los apellidos ilustres y la avanzada científica que hace el país en 1951. También evoca su primera misión como jefe de base y médico en la base Jubany y cita el apoyo logístico de las Fuerzas Armadas y la labor del Instituto Antártico. Habla de la necesidad de un mayor presupuesto para cambiar el perfil envejecido de la Institución, y de la importancia de alentar un futuro vinculado con la formación de recursos humanos para investigar allí.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Mémolli, en su despacho de la Dirección General del Antártico. Mémolli y un repaso de nuestra soberanía en la Antártida. Mapa del Sector antártico argentino.

Nuestro buque antártico: Almirante Irizar.


……cortina……LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA……cortina……….

En un mundo dominado por el temor y la violencia, hablar de un sitio consagrado a la paz y a la ciencia resulta estimulante… El lugar es el continente antártico, y la Argentina tiene motivos que la avalan en la promoción de ambos aspectos…(ráfaga)…Originado en la necesidad de preservar a la Antártida de la Guerra Fría, nuestro país fue una de las 12 naciones firmantes del Tratado Antártico, en 1959… “argentina, vuelve a ser líder en protección ambiental y es quien comienza a hablar de la no proliferación de armas nucleares dentro de la Antártida, que no haya armamento nuclear. Y todos los países acuerdan que no haya un desarrollo nuclear y que la Antártida sea un continente desmilitarizado”…

Esto lo recuerda el actual titular de la Dirección Nacional del Antártico, doctor Mariano Mémolli, quien también nos habla del otro aspecto relevante…“ya argentina, en 1904, había dicho: argentina está presente, pero con carácter científico”… En febrero de ese año y a instancias del “Perito” Francisco Moreno se inauguró el Observatorio Meteorológico y Magnético de las Islas Orcadas del Sur, transformando a la Argentina en el primer país en establecer una base científica en el área antártica… (ráfaga)…Hoy, nuestras bases suman 13: 6 de actividad permanente y 7 temporarias… Es la historia de una presencia centenaria donde figuran apellidos emblemáticos: Sobral, Irizar, Acuña, Motet, Fourcade, Leal, Fontana…(ráfaga)…El doctor Mémolli nombra a otro grande: el general Pujato, quien a fines de los años 40 fue un decidido promotor de la actividad en la Antártida…“compra el primer rompehielos del mundo destinado para la Antártida, establece bases, refugios”… La convicción de apoyarse en la ciencia para conocer mejor esa región, derivó en otro hito fundacional…“es así como en 1951 se crea el Instituto Antártico Argentino, también, hecho de una avanzada increíble. Primera institución antártica con fines científicos en el mundo”… Nuestro entrevistado aprovecha el diálogo para destacar la importancia de otras personas que dan sustento para que la actividad científica se pueda realizar…Habló del operador logístico, quien por un sueldo muy bajo arregla carpas y motos. Y dio ejemplos de esas tareas en las que, dijo, no pueden fallar.. “si uno tiene en cuenta que se hacen tareas en carpa, se hacen campamentos, una carpa en malas condiciones, que se rompe o que se vuela, puede provocar la muerte de las personas. Si la moto se para y no camina, la gente se queda parada en el medio de la nada a 30 grados bajo cero y a veces con sensaciones térmicas de 60 grados bajo cero. Y el próximo paso es la muerte. No hay mucha posibilidad de rescate, sí claro que son importantes”…

El doctor Mémolli -quien ingresó a la actividad antártica, por concurso, hace 15 años, y tuvo su primer destino en la base Jubany donde pasó 2 años en su doble función de médico y jefe- destaca que su Dirección depende ahora de la Cancillería, a través de la figura del canciller, con quien trabaja en la “diagramación de las políticas antárticas”…(ráfaga).. Mémolli resalta el apoyo logístico de las Fuerzas Armadas, y nos habla también de la labor que le cabe al titular del Instituto Antártico Argentino, Sergio Marenzi, encargado de llevar adelante las políticas científicas…“no tenemos un margen de presupuesto importante, con más razón debemos seleccionar los mejores proyectos”… Mémolli compara los 10 millones de dólares asignados por algunos países para trabajar allí con los 500 mil pesos de la Argentina, y valora la tarea de nuestros 50 investigadores en las distintas disciplinas…“desde la biología marina hasta la biología de aves y mamíferos, la composición de la química marina, oceanografía”… también se investiga en geología, áreas médicas, psicología, glaciología, química ambiental, geofísica, y en el cambio climático global…(ráfaga)… El doctor Mémolli advierte -sin embargo- que son esfuerzos que con un presupuesto tan bajo están llegando a un límite. Por eso -explicó- se ha pedido un aumento que necesita el aval del Congreso y que no debe entenderse como una dádiva…“o sea que queremos defender el presupuesto, que no sientan que nos lo regalan el presupuesto sino que lo merecemos”…

Convencido de que la Argentina no tiene que resignar sus aspiraciones por la Antártida, Mémolli dice que su gestión buscará cambiar el perfil de institución envejecida, sin posibilidad de contar con gente nueva…“tenemos un promedio erario superior a los 48 años en la institución. Y hay muchos que están pasando los 55″… Hay que blanquear a científicos con 23 años de contratos ininterrumpidos, y cubrir las vacantes científicas o técnicas existentes. Mémolli dijo que se trabajará…“instituyendo programas, becarios, proyectos serios, llamamientos a concursos creíbles para trabajos antárticos”… En relación con la posibilidad de formar gente señaló que…“hay convenios de pasantes con universidades que vienen a hacer sus tesis doctorales, o becarios que inician su carrera científica, bueno: el día de mañana tendrán la posibilidad de entrar si han hecho una buena carrera”…

A la hora de hacer buen uso del presupuesto, el doctor Mémolli dijo…“jamás se me ocurriría pensar en ir en contra de la educación y en contra de la investigación científica”…

…y en el tema que nos ocupa…“la Antártida da para hacer investigación pura e investigación científico tecnológica. Tiene un gran potencial para el futuro”… El futuro que la Argentina necesita construir también allí, para honrar una historia y servir al porvenir.

……cortina……LA CIENCIA ARGENTINA EN LA VIDRIERA……..cortina……….

Entry Filed under: Programas

2 Comments Add your own

Leave a Comment

Required

Required, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed