Entradas de archivo para abril, 2004

Programa 8 – Reconocen un trabajo argentino para combatir el cáncer.

El trabajo de un grupo de argentinos dirigido a combatir el cáncer mereció su publicación en Cancer Cell, una revista de prestigio mundial.
Uno de los responsables, el doctor Gabriel Rabinovich, explica que se hizo una tarea como en el llamado Primer Mundo, buscando respuestas en áreas que requieren de un tiempo para mostrar el valor científico y luego monetario del hallazgo. El estudio -que responde la razón por la cual el tumor evade la acción defensiva del organismo amenazado- muestra la calidad de nuestros científicos y la necesidad de que se los valore. Rabinovich aboga por un mayor diálogo entre la dirigencia y los investigadores, y agradece el apoyo de fundaciones con aportes de la gente que así ve el resultado de sus donaciones. (más…)


Programa 7 – Debemos insistir en una agricultura con base científica y tecnológica.

La Argentina debe insistir en una agricultura con base científica y tecnológica. Recién entonces tendrá un sustento industrial competitivo.
Por eso importa el anuncio de un Instituto de agrobiotecnología que, con sede en Rosario y bajo la sigla Indear, hará investigaciones tendientes a aplicar los avances biotecnológicos en el área agropecuaria. Se trata de un proyecto de dos empresas privadas BioSidus y Bioceres, junto al Conicet. Esto es: la unión de la logística del ámbito privado con la seriedad de la investigación pública. Importa saber que la iniciativa está abierta a otras instituciones y empresas, así como a productores agropecuarios e inversionistas. E incluye la firma de convenios de transferencia de tecnología. (más…)


Programa 6 – En la década de 1990 no hubo una estrategia tecnológica de país

En la década de 1990 no hubo una estrategia tecnológica de país. Es un motivo que impidió achicar la brecha con los países desarrollados.
Sectores políticos y empresarios ignoraron las ventajas de una revolución tecnológica que si un país la fomenta para su propio desarrollo posibilita su despegue económico real. Precisamente la importancia de la relación entre la inversión en I+D empresaria y el PBI apareció en un informe del Ente para el Desarrollo Industrial de la ONU. Se explica allí que aquellos que apostaron a la alta tecnología redujeron más la pobreza. En la Argentina no se hizo eso. La realidad local indica que al realizarse las privatizaciones no hubo reglas que defendieran los centros de investigación existentes. (más…)


Programa 5 – La Argentina no ha utilizado su inteligencia en beneficio propio.

Es extraño que la Argentina no haya utilizado su inteligencia en beneficio propio. Hacerlo es hoy nuestro desafío.

Restarle importancia a los recursos humanos educados aquí y que eran y son buscados por el llamado Primer Mundo conspiró con la posibilidad de estar mejor como país. Para producir el cambio hay actores sociales -incluidos los grandes medios formadores de opinión pública- que deberían mostrar la clara relación que hay entre el crecimiento del sistema científico y tecnológico local y el desarrollo económico. La Argentina, cabe puntualizar, está aún lejos del 1% de inversión en ciencia, debajo del cual -advirtieron sin éxito, ante distintos gobiernos, Leloir y Milstein- ninguna nación es capaz de alcanzar verdaderos niveles de desarrollo. (más…)